México.- Bolivia abre la posibilidad de un diálogo con México para resolver la crisis generada por el asilo a funcionarios del expresidente Evo Morales en la embajada mexicana, según dijo este jueves la canciller boliviana Karen Longaric.

"Hay muchas instancias que se han ofrecido para aproximarnos a una conversación cordial y que solucionen estos ‘impasses’, pero aún no se han determinado fechas”, afirmó Longaric sobre un eventual encuentro con su colega mexicano Marcelo Ebrard.

La canciller acotó que cuando hay este tipo de incidentes bilaterales “se acostumbra que sea en un territorio neutral” un encuentro, aunque no reveló quiénes son los mediadores ni en qué país sería el posible encuentro de cancilleres.

Las relaciones entre La Paz y México están deterioradas desde que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidiera darle asilo a Morales tras su dimisión el pasado 10 de noviembre.

México le dio también asilo a una veintena de funcionarios del expresidente en la residencia mexicana en La Paz, de los que sólo quedan de nueve a 10, según fuentes oficiales, entre ellos el exministro Juan Ramón Quintana.

El gobierno de la presidenta interina de derecha Jeanine Áñez les negó a los asilados salvoconductos, pues asegura que hay una investigación de la fiscalía, principalmente, por los delitos de sedición y terrorismo, y pide a México que los entregue.

La administración de López Obrador dijo que no los entregará y, en todo caso, teme que las fuerzas bolivianas de seguridad irrumpan en su residencia para detener a las exautoridades de Morales.

México planteó la semana pasada un diálogo con Bolivia y tiene en pie una demanda ante la Corte Internacional de Justicia por el "amedrentamiento y hostigamiento" a su residencia.