México.- El presidente Jair Bolsonaro presentó en su conferencia de prensa al salir de su residencia oficial a un imitador que distribuyó plátanos a los periodistas, en una alusión al injurioso gesto de manos que el mandatario dedica en ocasiones a los reporteros.

El encargado de sketch que no hizo reír a los periodistas, fue el cómico Márvio Lúcio, que descendió de un coche de aspecto oficial y con la banda presidencial cruzada en el pecho, dentro de la zona reservada al mandatario, cuando saluda a sus simpatizantes o responde a preguntas de la prensa.

Imitando los gestos y el tono del presidente, el actor instó a los periodistas a hacerle preguntas y sacó del coche un racimo de plátanos que empezó a distribuir entre los presentes. El propio Bolsonaro se rió y se tomó fotos con el actor que trabaja para Rede Record, el momento fue transmitido en redes del mandatario.

Los periodistas se apartaron del imitador, filmando y fotografiando su representación, refirió el diario Folha de São Paulo, uno de los diarios más críticos de Bolsonaro.

Márvio Lúcio, comiendo una de las bananas que había traído, se dirigió a partidarios de Bolsonaro congregados en otro lugar de la vasta explanada del Palacio da Alvorada.

Critican bajo crecimiento económico de Brasil

Cuando Bolsonaro llegó, los periodistas trataron de interrogarlo sobre los datos que este miércoles mostraron que la economía brasileña se había ralentizado en 2019, primer año de su gestión, con un crecimiento de sólo 1.1 por ciento.

Pero el presidente se negó a contestar y remitió la pregunta al cómico, que replicó: "¿Qué es el PIB? Paulo Guedes, Paulo Guedes. Es Paulo Guedes, es la economía. Ustedes solo se preocupan por tonterías", lanzó Bolsonaro en esa ocasión, antes de subir a su coche.