Al menos 49 civiles, entre ellos seis niños y 10 mujeres, murieron hoy durante ataques aéreos de las fuerzas del régimen sirio en los alrededores de la localidad de Jisr al-Shughour, en la provincia de Idlib, noroeste del país, denunciaron activistas. El bombardeo alcanzó una plaza pública en la localidad de Al Janodia, en la zona rural en torno a Jisr al-Shughour, en manos de una coalición de insurgentes, incluido el Frente al Nusra (rama de Al Qaeda en Siria), desde hace semanas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó que los bombardeos causaron 49 muertes, aunque advirtió que la cifra podría aumentar dado que aún hay personas desaparecidas, mientras los Comités Locales de Coordinación dieron cuenta de al menos 60 muertos.

Un video publicado en internet por activistas muestra imágenes caóticas del lugar del bombardeo, como columnas de humo, gente corriendo, carros dañados y cuerpos esparcidos en las calles.

“El blanco del ataque fue una plaza pública, donde una gran cantidad de personas se reúnen allí porque hay tiendas”, dijo Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

La agencia siria de noticias SANA reportó que aviones del régimen del Bashar al-Assad atacaron posiciones de los “terroristas” en la zona norte de la provincia de Idlib, destruyendo varios escondites de los rebeldes y matando a un gran número de ellos.

La aviación siria también ha tenido como blanco las localidades de Al Basharie, Ain Hamra, Al Kafir, Al Basanqul, Ariha y Taftanaz, en la misma provincia de Idlib.

Los insurgentes han estado logrando avances constantes en la provincia de Idlib desde fines de marzo pasado, cuando capturaron la capital provincial de manos del régimen sirio.

En tanto, varias facciones de la oposición siria comenzaron este lunes una reunión de dos días en El Cairo para establecer una hoja de ruta para la transición política en Siria, basada en el “Comunicado de Ginebra”.

Ese texto, acordado en junio de 2012 por las potencias internacionales, demanda, entre otras cosas, el establecimiento de un gobierno de transición en Siria, con amplias competencias y que incluya a representantes de la oposición y del régimen de al-Assad.

El canciller egipcio, Sameh Shukri, cuyo país auspicia la reunión, exhortó a los grupos opositores a establecer una hoja de ruta para implementar el documento de Ginebra, con el fin de impulsar los esfuerzos internacionales para poner fin al conflicto sirio.