México.-Los elefantes en Botswana, que representan la mayor población en África con más de 130 mil ejemplares, volverán a estar en la mira de los cazadores, toda vez que el gobierno levantó la prohibición a la caza de los paquidermos impuesta en 2014.

El gobierno eliminó la medida argumentando cuestiones de seguridad para la población , ya que el número de elefantes ha crecido y eso afecta a los agricultores y habitantes locales, y señaló que se garantizará la caza ordenada y ética.

La versión fue reforzada por algunos pobladores que señalaron que los elefantes dañan los cultivos, matan ganado y afectan los medios de vida, como los suministros de agua, debido a que cada vez más su hábitat se ve reducido.

Mientras críticos ambientalistas, algunos de los cuales consideran que los elefantes son populares entre los turistas que aman la vida silvestre, indicaron que se trata solo de una cuestión electoral, de acuerdo con reportes de la prensa local.

La prohibición fue impuesta por el anterior presidente, Ian Khama, y ahora levantada por el actual mandatario Mokgweetsi Masisi, de acuerdo con el Ministerio del Medio Ambiente, encargada de anunciar la medida. Los 130 mil elefantes en Botswana, en el sur de África, representan un tercio de la población de ese mamífero en el continente.