Al menos una pelea planea hacer la boxeadora Jackie Nava en 2018 y retirarse del pugilismo profesional incluso como campeona mundial, pero si su cuerpo responde bien podría alargar su trayectoria un poco más. Luego de dos años fuera de toda actividad profesional, Jackie volvió al ring el pasado 4 de febrero para vencer a la venezolana Ana María Lozano, y aunque se habló de una pelea en agosto con Mariana Juárez, no se concretó.

Con sus ocupaciones como diputada federal en México dejó en claro que volvería al ring después de abril, y no descarta hacerlo ante la “Barby” o con la venezolana Alys Sánchez, campeonas gallo CMB y supergallo AMB, de manera respectiva.

“El periodo (de sesiones en la Cámara de Diputados) termina el 30 de abril, pero dejo de ser diputada hasta el 31 de agosto. Estoy buscando algo después de abril, porque es cuando voy a poder aprovechar el tiempo para poder pelear”, dijo.

Reconoció que aún se maneja la posibilidad de medirse con Mariana Juárez y con Alys Sánchez, algo que “se va a decidir en el momento, pero sí es buscar otra pelea”. Y aunque enfrentar a alguna de esas rivales pudiera ser su última pelea, por lo cual se retiraría como campeona en caso de salir con la mano en alto, dependerá de cómo responda su cuerpo para seguir con su trayectoria.

“Esa es mi intención, pero no sabemos qué pueda pasar, no sabes cómo te responde el cuerpo y quizá mi cuerpo no responda como quiero y hay que tomar la decisión inteligente de decir ya, por otro lado”, comentó.

“Quizás tu deseo es pelear mucho más tiempo, pero con tanto trabajo, subes y bajas del avión, todo esto es desgastante, pero si mi cuerpo responde bien, a lo mejor me aviento más peleas”, añadió. Jackie Nava, con registro profesional de 33-4-3, 14 por la vía rápida, cumplirá el próximo 11 de abril 38 años; tiene una racha de nueve triunfos en fila, luego del empate y derrota con Ana María Torres, a la que enfrentó en abril y julio de 2011.