Los sacrificios que ha realizado la boxeadora Guadalupe Martínez han valido la pena luego de proclamarse campeona Plata supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), cinturón al que quiere dar brillo.

La noche del viernes en el Foro Masaryk, “Lupita” Martínez salió dispuesta a todo y desde el primer round dominó a Judith “Peligrosa” Rodríguez, quien fue despojada del cinturón tras 10 rounds por decisión unánime de 99-91, 98-92 y 99-91.

“El título significa mucho, ha valido la pena todo lo que he tenido que dejar para estar entrenando, significa un sueño y una meta cumplida”, dijo emocionada tras su victoria.

Con récord ahora de 9-8, tres antes del límite, la de Tlalnepantla dijo que los entrenamientos y viajes para pelear en el extranjero, como en Argentina, Perú, Japón y Estados Unidos, ahora se ven recompensados con la corona.

“He dejado fechas importantes con mis hijos, eventos especiales familiares, he dejado muchas cosas, pero gracias a Dios todo ha valido la pena con esto”, comentó y agradeció el apoyo de su equipo que nunca dejó de confiar en ella.

Ya con el centro Plata en su poder, su objetivo será descansar unos días antes de regresar a los entrenamientos y esperar nuevas peleas, con la mira fija en el título absoluto de la división que posee Zulina “La Loba” Muñoz.

“Espero defenderlo muchas veces, lo que escoja mi equipo para mí está bien, primero hay que hacer camino con este y después pensaremos en ‘La Loba’”, concluyó. (Notimex)