México.-El Senado brasileño aprobó a última hora una reforma al sistema de pensiones por un margen de 60-19. La ley le ahorraría al estado 870 mil millones de reales la próxima década a través de medidas que incluyen imponer una edad mínima de jubilación.

Es una victoria redonda para Jair Bolsonaro y para los inversores en Brasil. El Senado le dio este martes 22 de octubre la segunda y definitiva sanción a la reforma al sistema de jubilaciones impulsada por el Gobierno del ultraderechista, que apostó todas sus cartas a este proyecto para tratar de recuperar la economía del gigante latinoamericano que entre 2015 y 2016 atravesó una aguda crisis.

El texto fue aprobado por 60 votos a favor contra 19 en contra a última hora. Todo sucedió antes de que el presidente del Senado, Davi Alcolumbre, suspendiera el debate y convocara una sesión para concluir la votación el miércoles 23 de octubre.

El polémico proyecto, que enfrentó una fuerte resistencia por parte de sindicatos y la menguada oposición de la izquierda brasileña, traza una meta de ahorro que podría llegar a los 870.000 millones de reales, unos cerca de 217.500 millones de dólares, en aproximadamente diez años. El Gobierno plantea que con este dinero se podría poner fin al abultado déficit fiscal del país.

Pero para alcanzar este objetivo, la ley contiene una serie de medidas ampliamente cuestionadas: impone una edad mínima de jubilación para las mujeres de 62 años y para los hombres de 65. Brasil era hasta ahora uno de los pocos países del mundo sin exigir una edad para pensionarse. Adicionalmente, impone un tiempo mínimo de contribución a la seguridad social de 15 años para las mujeres y de 20 años para los hombres que aspiren a la jubilación, entre muchas otras normas que la izquierda ha denunciado como una "eliminación de derechos" que los brasileños habían adquirido a lo largo de décadas.

Sin embargo, el proyecto contempla algunos casos especiales. Por ejemplo, la edad mínima de jubilación para los trabajadores del campo se mantuvo en 55 años para las mujeres y 60 para los hombres. El tiempo mínimo de contribución para ellos sería de 15 años.