Brasil liberó en 2014 a más de mil 600 personas que eran empleadas en condiciones similares a la esclavitud, anunció hoy el gobierno, en el marco del 127 aniversario de la abolición del trabajo forzado en este país sudamericano.

El Ministerio de Trabajo brasileño indicó que en un total de 170 operaciones fueron liberados mil 674 trabajadores, cifra que representó un marcado descenso respecto a los dos mil 808 de 2013.

Con enormes territorios despoblados y, a veces, sin poder efectivo del Estado, no son pocos los casos de explotación registrados en la última década en el Amazonas, donde los dueños de grandes explotaciones agrícolas engañan a campesinos, a quienes obligan a trabajar en jornadas de más de 12 horas por sueldos míseros.

Brasil encabeza en términos absolutos los índices de trabajo en condiciones de esclavitud en América del Sur, según informes recientes que alertan que más de 35 millones de personas en todo el planeta son víctimas de explotación.

Este país, que se sitúa en el puesto 143 de un total de 167, cuenta con una población de 155 mil 300 personas que trabaja en condiciones de esclavitud, según el segundo Índice Global de Esclavitud, elaborado por la organización australiana Walk Free Foundation. (Notimex)