El senador del PRI, David Penchyna se reunió este fin de semana con connacionales que viven en Estados Unidos, principalmente originarios de Hidalgo, para brindarles su apoyo y solidaridad ante los embates de las declaraciones racistas y políticas antimigratorias de los republicanos.

“Hoy es momento de cerrar filas con nuestros hermanos mexicanos en los Estados Unidos, y demostrar que estamos con ellos, el Senado de la República está con ustedes, México los escucha y apoya, alzaremos la voz cuándo y dónde sea necesario contra los mensajes de odio y cerrazón. Para cerrar filas no habrá frontera que nos detenga”, afirmó.

En un comunicado, se informó que el legislador priista se reunió en la ciudad de Clearwater, Florida, con la Federación de Hidalguenses en el extranjero y organizaciones civiles, donde expresó que la política norteamericana, en particular el Partido Republicano, vive una radicalización del discurso antiinmigrante y antimexicano.

“Esta oferta electoral cargada de ignorancia y de odio, busca convertir en enemigos a dos pueblos vecinos y a dos economías interdependientes”, señaló.

Recordó que Estados Unidos es una nación construida por la migración y sentenció que quien busca acorralar a los mexicanos con un discurso agraviante y provocador, olvida su propia historia.

Penchyna Grub hizo referencia al aspirante presidencial republicano Donald Trump sobre la inmigración irregular a Estados Unidos, quien el pasado 16 de junio anunció su intención de participar a la candidatura presidencial republicana para los comicios de 2016.

En esa ocasión, Trump lanzó duras críticas contra los inmigrantes mexicanos y propuso levantar un "gran muro" entre los dos países y dijo: "México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (...). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos".

En ese sentido el senador por Hidalgo destacó: “Pero por cada millonario con sueños presidenciales, hay un millón de historias de éxito y tesón de mexicanos en Estados Unidos.

“Si esta sociedad quiere aprender el valor del trabajo y premiar el mérito, por encima de la raza o las condiciones sociales, que voltee a ver a los mexicanos que todos los días, dejan el alma trabajando para que su familia, aquí, o miles de kilómetros al sur, viva mejor”, enfatizó.

Finalmente, afirmó que Estados Unidos necesita de México y que el día en que la clase política estadunidense vea a los mexicanos como parte esencial de la solución económica y social, y no el problema a resolver, “podremos construir la relación que queremos, pero sobre todo, que merecemos”.