México.- Después 11 días, el amor entre los Patriots y Antonio Brown terminó. Nueva Inglaterra cortó al receptor, quien ha sido acusado de múltiples agresiones sexuales.

En el comunicado de la franquicia, no señala que el egresado de Central Michigan University fuera liberado por las acciones que lo han perseguido en las últimas semanas, simplemente, le agradecen “por su duro trabajo en estos 11 días, pero sentimos que es lo mejor en continuar por diferentes caminos”.

Brown también se despidió de los Patriots, a través de redes sociales, con una fotografía en la que aparece con Bill Belichick.

El receptor fue acusado de agredir sexualmente a Britney Taylor, su exentrenadora personal, quien presentó una demanda civil.

Además de las acusaciones de Taylor, Antonio recibió otra acusación de conducta sexual inapropiada en 2017, cuando todavía representaba a los Steelers de Pittsburgh.