Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, calificó como buena la reactivación que ha tenido el estado, luego de pasar en el semáforo epidemiológico a color naranja, pero aclaró que esto "no quiere decir que el tema de salud terminó", pues  "sigue y sigue grave".

En su mensaje, durante la actualización de cifras por coronavirus en la entidad, el mandatario afirmó que durante este primer fin de semana, luego de la suspensión de actividades por la emergencia sanitaria, los municipios con vocación turística se registran actividades de manera normal.

Específicamente se refirió a los municipios de Acapulco, Zihuatanejo y Taxco de Alarcón, "la información que tenemos es que tanto Acapulco como Zihuatanejo y Taxco de Alarcón, están con normales, todo transcurrió en la normalidad".

También señaló que la ocupación hospitalaria, sigue en un 40%, factor que ayudó a Guerrero a pasara semáforo naranja, y confirmó que hay un repunte de hospitalización de pacientes Covid en Chilpancingo, por lo que se atenderá el tema.