Irán, AFP.-Un buque de guerra iraní fue víctima de fuego amigo durante ejercicios navales en el Golfo de Omán, un "accidente" que causó la muerte de 19 marinos, se informó este lunes oficialmente, en un contexto de tensión con Estados Unidos en aguas del Golfo.

"El domingo por la tarde, durante un ejercicio en aguas de Jask y Chabahar, el barco de apoyo liviano 'Konarak' tuvo un accidente", dijo en un comunicado el portal del ejército.

"El buque fue impactado después de mover un objetivo de práctica y no alejarse lo suficiente", dijo esa fuente.

Diecinueve personas murieron en el accidente, y otras 15 resultaron heridas, según el comunicado.

La nave fue remolcada a puerto para llevar a cabo una "investigación técnica", se añade, y se pide "evitar especulaciones" hasta que se disponga de mayores informaciones.

Según la televisión estatal iraní y la agencia de noticias Tasnim, el "Konarak" fue "alcanzado con un misil" lanzado por otro barco iraní.

El barco fue alcanzado por "fuego amigo" después de que la fragata "Jamaran" disparara accidentalmente misiles durante un ejercicio militar en la zona de Jask, según Tasnim.

El "Konarak" es un navío de apoyo logístico liviano fabricado en Holanda y comprado por Irán poco antes de la revolución islámica de 1979.

El navío, de 447 toneladas de desplazamiento, mide 47 metros de eslora, según la televisión estatal.

- Tensión con EU -

Los 15 marinos heridos fueron hospitalizados en Sistan y Baluchistán, según Mohammad-Mehran Aminifard, director de la Universidad de medicina de la provincia. Dos de los marinos están en cuidados intensivos, indicó la agencia semioficial Isna.

Un vídeo publicado por el Jam-e-Jam daily muestra lo que dicen ser el "Konarak" hundido en parte bajo el agua y ardiendo mientras lo remolca un barco.

El jefe del ejército iraní y el ministro de Exteriores dieron su pésame a las familias en dos comunicados separados.

Se ignora cuantos tripulantes se hallaban a bordo del barco en el momento en que se produjo el accidente.

Irán y su archienemigo Estados Unidos han tenido varios incidentes y cruzado amenazas entre sus fuerzas presentes en las muy sensibles aguas del Golfo.

El último incidente se produjo el 15 de abril, cuando Washington denunció que barcos iraníes "acosaron" a sus navíos en esas aguas.

El presidente estadounidense Donald Trump tuiteó que había ordenado a la marina de su país "derribar y destruir cualquier barco de guerra iraní si acosa a nuestros navíos en el mar".

Las tensiones entre los dos países se han disparado desde 2018, cuando Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo multinacional sobre el programa nuclear iraní, y volvió a imponer severas sanciones económicas contra la República islámica.

Las fuerzas armadas iraníes derribaron en enero pasado por error un avión comercial Boeing 737 que se dirigía a Kiev, poco después de despegar de Teherán, causando la muerte de sus 176 ocupantes.

Los militares iraníes admitieron su catastrófico error, y afirmaron que las defensas antiaéreas del país estaban en máxima alerta tras haber lanzado una batería de misiles contra tropas norteamericanas estacionadas en Irak.

Iran lanzó esos misiles en represalia por el asesinato días antes por Estados Unidos del general iraní Qasem Soleimani, abatido cerca del aeropuerto de Bagdad por un bombardeo de drones.