México.- Las comisiones de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados modificaron el predictamen de la Ley de Austeridad Republicana, que será avalado el próximo lunes y ya fue eliminado el apartado que obligaba a los burócratas del Poder Ejecutivo a laborar de lunes a sábado.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuéllar, confirmó que esto fue retirado del más reciente dictamen, porque se están revisando ambas opciones; es decir, que los funcionarios públicos trabajen de lunes a viernes, pero adelantó que no está muerta la opción de ampliarlo hasta el sábado.

El morenista explicó que una de las razones en revisión es el contrato colectivo de los trabajadores para no violentar sus garantías laborales.

“Se están haciendo las discusiones todavía, el lunes se va a convocar a una reunión de las comisiones unidas para aprobar el dictamen, pero evidentemente se sostienen ambas propuestas. Sí hay varias propuestas en ese sentido y está a discusión todavía”, refirió Ramírez Cuéllar.

“Esa es una valoración que se está haciendo, se están tomando en cuenta las disposiciones que existen en las condiciones generales del trabajo, se analiza para evitar violaciones a otras disposiciones legales o de convenios colectivos, todo eso lo estamos estudiando”, abundó.

De acuerdo con el documento más reciente que fue circulado por los legisladores, otra de las modificaciones que hacen es que el alcance de la Ley de Austeridad aplicará para los empleados del Ejecutivo y todas las menciones que se hacían del Judicial y Legislativo fueron suprimidas.

En el proyecto inicial, se sugería, por ejemplo, que los poderes Legislativo y Judicial, así como los órganos autónomos, dieran cumplimiento a algunos artículos, según la normatividad correspondiente. Además, se establecía que para eficientar recursos humanos se “laborará de lunes a sábado, en los términos y condiciones que fije la normatividad”, pero esto fue suprimido.

Otro de los cambios más significativo que se le hizo al texto, que será discutido el lunes próximo en comisiones y llevado al pleno el martes, es que la prohibición de los bonos, compensaciones y estímulos aplicará para los burócratas del Ejecutivo.