Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena no ha podido resolver el problema de la basura en un año de gobierno, y la forma más cómoda para deslindarse es culpando a otros, dijo el alcalde perredista de Tixtla, Hossein Nabor Guillén.

En entrevista telefónica, el edil advirtió que si Leyva Mena insiste en que el proyecto del relleno sanitario sea instalado en la comunidad de Matlalapa se va a enfrentar a los habitantes del municipio.

“Es la manera más cómoda de salir del problema del presidente municipal culpando a otros, ya tuvo un año y no ha podido resolver el problema, él entró desde octubre; yo lo busqué en enero y me recibió en febrero. Ya pasó un año y no puede resolver”, dijo Nabor Guillén.

El día de ayer, Leyva Mena responsabilizó a Nabor Guillén por el problema de la basura en la capital, pues dijo que la celda emergente en la comunidad de Matlalapa en Tixtla ya estaba terminada, y por una sinrazón aún no se concreta el proyecto.

Nabor Guillén, dijo que las declaraciones del alcalde son una manera de desfogar y culparlo del problema de la basura en la capital.

Sin embargo, advirtió que la decisión ya está tomada y no se echarán para atrás.

El alcalde de Tixtla sostuvo que habían acordado con Leyva Mena que ya no se declararía nada del tema, pero luego de las declaraciones de ayer, “queda claro que quiere desestabilizar a Tixtla”.

Sin embargo, le advirtió a Leyva Mena que se va a enfrentar a todos los habitantes de Tixtla, pues dijo que son ellos quienes se están o poniendo al proyecto, y el Cabildo lo único que ha hecho es dar el respaldo al sentir de la gente.

“No se va enfrentar conmigo se va enfrentar con el pueblo, son ellos quienes no quieren el relleno sanitario. No puede ir sobre la soberanía del municipio, podrá ser la capital del estado, pero de ninguna manera va vulnerar los derechos de los habitantes de Tixtla”, advirtió.

Informó que hace tres días, Leyva Mena e integrantes de la dirigencia estatal del PRI se reunieron en Tixtla con los tres regidores priista que integran el Cabildo tixtleco, a quienes seguramente, dijo, les dieron línea y fueron regañados para que cambien su postura y voten a favor del basurero.

Precisó que a dicha reunión llegaron alrededor de 10 militantes priistas de Tixtla, quienes les recriminaron a los regidores que le den la espalda al pueblo y apoyen el relleno sanitario, cuando en el municipio la gente no quiere el proyecto.

“Manifestaron que no es justos que los mimos regidores del PRI le den la espalda al pueblo de Tixtla. Hay muchos priistas que no quieren el relleno sanitario”.

Nabor Guillén precisó que seguramente los regidores priistas cambiarán de opinión y estarán a favor del relleno sanitario, aunque reiteró que dicho tema ya fue llevado al Cabildo y por unanimidad lo votaron en contra.

Será el día martes, cuando se reúna con los regidores del PRI y conozca si cambiaron su postura.