En redes sociales se volvieron tendencia los niños que fueron disfrazados como Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “Chapo” Guzmán, y como sicarios de algún cártel del crimen organizado.

Dado el contexto violento en México, los disfraces fueron duramente criticados por los internautas, quienes aseguraron que existe una gran variedad de opciones para disfrazar a los pequeños.

Tras la viralización, Margarita Urias Burgos, titular del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes informó que buscan a los padres de los menores involucrados.

Además, la funcionaria indicó que tendrá platicas con la procuradora de la defensa del menor para abordar el tema.