México.- Luego de ser señalado de encabezar las protestas de los policías federales, Ignacio Benavente Torres, presidente de Pro Libertad y Derechos Humanos en América, reconoció que sí estuvo preso por secuestro pero no fue partícipe del delito que le imputaron, y que sólo lo usan para desvirtuar el movimiento.

“No saben la información cómo está; la información que le llega al presidente, le llega mal”, dijo el hombre al tiempo que enfatizó que está dispuesto a aclarar dudas, de acuerdo con el diario Milenio.

“Estoy transparente y claro; a la hora que quieran aclarar algo", expresó Benavente Torres, quien reconoció que fue sentenciado a 70 años de prisión, pero aseveró que logró reducir su condena a 21 años cuatro meses, debido a la defensa que él mismo encabezó.

Además, subrayó que si hay casos de agentes federales involucrados en corrupción y delincuencia organizada deben investigarse.

En entrevista con Jesús Martín Mendoza, Ignacio Benavente recordó que los elementos de la Policía Federal le solicitaron ser testigo en las negociones entre autoridades y los elementos inconformes por su integración a la Guardia Nacional, ser un representante de derechos humanos.

“Mi labor es sencillamente una coadyuvancia y la defensa de los derechos humanos de los funcionarios públicos y de todos los seres humanos de aquí de México y del continente, a eso nos dedicamos”, explicó sobre su participación en el movimiento de los policías inconformes.

Asimismo, calificó como “muy bajo” tratar de desvirtuar los hechos reales de violaciones a los derechos humanos de los trabajadores, “poniéndome a mí al frente de algo que no es cierto”.

En conferencia de prensa, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dio a conocer que uno de los líderes que encabezan las protestas de los policías es Ignacio Benavente Torres, quien estuvo preso varios años por secuestro.

De acuerdo con el funcionario federal, él al que igual que otros no forman parte de Policía Federal y están ligados a grupos de intereses ajenos.