Guerrero.- La diputada de Morena, Mariana García Guillén presentó una iniciativa que busca tipificar como delito la violencia política por razón de género en Guerrero.

En la sesión de este martes, la diputada presentó la iniciativa que plantea adiciones a la Constitución Política del Estado de Guerrero, a la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral y al Código Penal estatal.

En su intervención, la diputada señaló que la violencia política contra las mujeres se ha presentado desde que empezaron a participar en la vida política de México a inicios del siglo XX, pero fue hasta las elecciones intermedias de 2015 que este tipo de agresiones empezaron a investigarse.

De acuerdo con los datos de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), en 2015, se registraron 38 casos contra mujeres que podían clasificase de violencia política por razón de género.

Uno de los casos más graves, dijo, fue el secuestro y asesinato de Aidé Nava González, precandidata a la alcaldía de Ahuacuotzingo.

García Guillén explicó que luego del asesinato de la precandidata se desarrolló el Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres en 2016; “sin embargo, a pesar de este esfuerzo la Fepade registró 103 casos de agresiones políticas con motivaciones de género en ese mismo año”.

Durante el proceso electoral 2017-2018 en Guerrero, se abrieron seis carpetas de investigación por Violencia Política de Género y 41 números de atención.

Sin embargo, en ninguno de los casos se ha logrado una resolución a favor de las víctimas “y ese es uno de los incentivos para que esta forma de violencia no disminuya: la certeza de que no habrá consecuencias”, reprochó García Guillén.

El impedimento para investigar los casos de violencia política por razón de género “es que no están tipificadas en la legislación mexicana, mucho menos en Guerrero, lo que hace especialmente difícil su procesamiento en el sistema de justicia”.

La morenista consideró urgente tipificarla como delito la violencia política por razón de género y en consecuencia adoptar medidas para su prevención y atención.