El restaurante de mariscos Buzo’s publicó en su cuenta de Facebook que debido a los ataques armados dentro de sus instalaciones, sus sucursales permanecerán cerradas “hasta nuevo aviso”.

La decisión, detallan, afecta a más de 150 familias que dependen de los ingresos de estas marisquerías.

“Derivado de los hechos de violencia e inseguridad que se han suscitado dentro de nuestras instalaciones y que día con día invaden no sólo a nuestro puerto, sino a todo el estado de Guerrero”, explica el comunicado.

En julio de 2015, dos clientes fueron asesinados en el interior de la sucursal ubicada a un costado de la Universidad Americana de Acapulco, en el fraccionamiento Magallanes.

Luego, en marzo de este año, un incendio consumió casi todo la sucursal ubicada sobre la calle Cristobal Colón, cerca también del otro local. Mientras que ayer, dos trabajadores resultaron heridos en un nuevo ataque a la primera sucursal; ambos fueron trasladados al hospital.

Asimismo, mediante el mensaje en la red social, hicieron un llamado a las autoridades correspondientes, con quienes informan se han reunido, “solicitar de su apoyo con respecto a la seguridad de nuestros establecimiento y de quienes desafortunadamente no obtuvimos respuesta”.

De igual forma, expresan:

“Es necesario se plantee una estrategia eficaz, en la que las instituciones correspondientes sean capaces de brindar la seguridad y de esta manera garanticen el orden que hace tiempo perdió nuestro estado”.