Ciudad de México.- A casi un mes de que se lleve a cabo la “rifa” del avión presidencial, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que los “cachitos” que no sean vendidos serán entregados al sector Salud.

Por su parte, en la conferencia matutina, el director de la Lotería Nacional, Ernesto Priego Ortega, recordó que ese sorteo para la rifa del avión presidencial, con cien premios de 20 millones de pesos cada uno, es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre.

Los cien premios de 20 millones, que dan un total de dos mil millones, prescriben al año “que quiere decir que vamos a esperar un año a que la persona o las personas que sean beneficiadas con estos premios para los puedan recurrir a la Lotería Nacional”.

El monto de los dos mil millones de pesos de premios está garantizado “por el convenio que tuvimos con el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado”.

Indicó que el mismo día que cierre el sorteo, todos los cachitos pasaran a poder del sector salud, y los premios en esos cachitos que no se vendieron serían para el sector salud.

Al respecto, el director de la Lotería Nacional, quien aprovechó para presentar la nueva imagen del organismo, precisó que el 15 de septiembre, fecha del sorteo número 235 y día límite de venta, se entregarían los boletos al sector Salud.

“Al 11 de agosto, se han vendido dos millones 24 mil cachitos, equivalentes al 33.73 por ciento, que corresponden a dos mil 12 millones de pesos”, finalizó.