#A sangre fría

Cadáveres ya no caben en Semefo de Tijuana

En lo que va del año no sólo se han filtrado imágenes de cadáveres apilados en los pasillos, sino que en ese mismo lapso han sobrepasado el número de quejas.

Por Redacción, 2019-05-09 11:01

México.- El número de cuerpos que llega al Servicio Médico Forense (Semefo) —en Tijuana— nuevamente rebasa la capacidad de la institución, en lo que va del año no sólo se han filtrado imágenes de cadáveres apilados en los pasillos, sino que en ese mismo lapso han sobrepasado el número de quejas que las registradas en todo 2018 en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Baja California.

Apenas la semana pasada, por segunda ocasión en lo que va de 2019 circularon las imágenes de decenas de cadáveres acumulados sobre el piso del edificio judicial, situado sobre el bulevar Fundadores, donde los mismos vecinos y empleados han dado testimonio de la saturación e impacto que ha tenido la sobrecarga laboral.

Con un promedio de entre cinco y seis personas asesinadas diariamente en la ciudad, es decir, entre 150 y 180 cada mes, el Poder Judicial reportó tener refrigeradores con capacidad para apenas 150, lo que obligó a la dependencia estatal a disminuir su tiempo de espera para la identificación de cadáveres antes de enviarlos a la fosa común, como una estrategia para despresurizar el espacio, de un mes hasta una o dos semanas.

César Raúl González Vaca, coordinador del Semefo en Baja California, señala que ellos como médicos no están de acuerdo con el manejo de cadáveres en este lugar.

Al respecto, la CEDH informó que desde enero de 2019 abrió la queja 32/2019 a raíz de un reporte colectivo en el que reportaron las malas condiciones del edificio de Semefo y las afectaciones para los residentes en las inmediaciones que, con estas nuevas imágenes de comprobarse que son reales y en tiempo, podrían integrarse al expediente en curso.

En la ficha elaborada por la comisión se detalla que de enero de este año a la fecha, un total de 10 quejas fueron presentadas ante la institución en contra del Servicio Médico Forense Estatal: Tijuana con ocho y Ensenada con dos.

“Los principales derechos presuntamente vulnerados en las quejas son: derecho a la seguridad jurídica; derecho a la legalidad; derecho a la integridad y seguridad personal y derecho al trato digno, por los hechos violatorios de: omitir, suspender, retrasar o brindar deficientemente los servicios en materia de servicios funerarios; prestar indebidamente el servicio público y acciones u omisiones contrarias a la administración de justicia”, indica el escrito.

Mientras que en 2018 fueron presentadas un total de ocho quejas: en Tijuana cuatro, en Ensenada tres y en Mexicali una sola. La comisión ha resuelto dos recomendaciones dirigidas a la dependencia judicial, la primera 24/2015  por la desaparición del cadáver de una recién nacida en Ensenada.

La segunda recomendación fue este año, en el expediente 2/2019 debido a vulneraciones a los derechos humanos al trato digno, a la seguridad jurídica y a la legalidad, cometidas por autoridades señaladas como responsables, adscritas al Servicio Médico Forense, dependiente del Poder Judicial del Estado, por haber entregado un cuerpo que no correspondía al identificado por sus familiares.

No es mediodía y la entrada del edificio judicial tiene a más de una treintena de personas en espera para reconocer algún cadáver, el hedor a muerte atraviesa las ranuras de las puertas y las ventanas hasta la calle, ellos y cualquiera puede darse cuenta del olor a rancio que viene directamente de los cuerpos descompuestos.

Un trabajador de una de las funerarias contratadas para entregar los cuerpos a personal de Semefo baja del vehículo y se mezcla entre la gente, regresa con bata blanca y una serie de maldiciones que lanza al viento: “No puede ser, en serio no puede ser”, grita mientras arruga los ojos, “se equivocaron otra vez”.

Después de un par de preguntas, el también expolicía explica que es muy difícil trabajar con la sobrecarga laboral, porque en una noche puede haber de uno hasta cuatro muertos [asesinatos] a los que tienen que ir, a plena madrugada, y pasa como ese día, que los trabajadores menos capacitados se equivocan en el inventario o a veces tienen que pedir ayuda a algún oficial para cargar a la víctima, “no hay suficiente personal”, acusa.

El coordinador de Semefo en Baja California, César Raúl González Vaca, dijo que las imágenes recién compartidas fueron de hace un mes —abril—, en la parte del anfiteatro, debido a una limpieza en uno de los cuartos fríos, “son reales, nosotros mismos como médicos no estamos de acuerdo con ese manejo de cadáveres, pero también es una realidad que estamos superrebasados en cuanto a la violencia”.

En promedio reciben 15 cuerpos diariamente, una tercera parte de ellos relacionados con asesinatos, el resto por causas naturales. Aunque la Ley de Salud Pública del Estado dice que a los cinco días pueden enviar los cuerpos a la fosa común, detalló que esa disposición no se cumple, esperan más tiempo, porque los cadáveres son considerados pruebas del delito, pero además esperan por si alguien va a reconocerlos.

#A sangre fría

Balas perdidas, un ritual de narcos y fiestas populares

Aunque los reportes por balas perdidas son una constante que se repiten a lo largo del año, éstas parecen multiplicarse durante la temporada de fiestas.

Por Redacción, 2019-05-25 12:22

México.- Lo peor del horror es cuando se vuelve cotidiano. Cuando, por ejemplo, una bala perdida ya no es noticia. Lourdes Gutierrez, de 47 años, volvió a nacer, que no es poco. Y de una descarga, que es una suerte.

Mientras agarra sus codos con sus manos, la mujer murmura: «me tuvieron que dar 58 puntadas». Al lado de ella se encuentra su esposo, Fidel Orozco, quien sostiene las placas y las tomografías del cráneo de Lourdes y un proyectil dentro de él.

La noche del 1 de enero del 2010, antes de entrar a su casa en la alcaldía Iztapala (Ciudad de México), una salva cayó del cielo y golpeó la cabeza de la mujer, hundiéndose un par de centímetros. «El doctor me dijo que se quedó a milímetros de tocar el cerebro, si lo hace se muere», comentó Fidel para El País.

El casquillo disparado al aire casi le quita la movilidad a Lourdes, aunque ahora es sólo un recuerdo, sufre migraña tres o cuatro veces al mes. Aunque se abrió una carpeta de investigación los agentes no encontraron a quien apretó el gatillo: habían escuchado el disparo, pero nadie sabía de dónde pudo haber venido.

Ahora, ya son varios los crímenes que se cometen en Iztapalapa, convirtiéndola en una de las alcaldías más inseguras. De acuerdo a México Evalúa, la quinta parte de los delitos con arma de fuego que se cometen en la capital de México, suceden aquí.  De las 417 investigaciones por homicidios que se iniciaron en la CDMX de enero a marzo, 94 fueron por casos que ocurrieron en Iztapalapa.

Situaciones como la que atravesó Lourdes se han repetido desde entonces. Hace casi un mes, ocurrió en un salón del Colegio de Ciencias y Humanidades, plantel Oriente. Mientras tomaba clase de matemáticas, la alumna Aideé Mendoza murió de un balazo. Aunque la prensa especuló de que la bala había sido disparada de cerca, las autoridades llegaron a la hipótesis de que la salva vino de 300 metros atrás, lo que descartó que Aideé fuera el objetivo principal del casquillo.

Aunque los reportes por balas perdidas son una constante que se repiten a lo largo del año, éstas parecen multiplicarse durante la temporada de fiestas.

Según reporta El País, Jesús Martínez ha vivido en Santa Cruz Meyehualco (Iztapalapa) desde que se casó, hace ahora dos años, el mismo tiempo que ha dedicado a alimentar una página de Facebook que nombró Denunciómetro Santa Cruz Meyehualco.

Desde entonces, ha subido dos casos de bala perdida en Meyehualco: El primero de un comerciante que una mañana encontró la persiana de su negocio agujereada y una bala en el interior. Otro, de un vecino que un día se levantó y encontró una bala en el piso de su patio y el toldo de su carro abollado del impacto.

La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, asegura que el problema en dicha demarcación es que hasta para las fiestas se usan armas. «La gente que participa en estos carnavales usan las pistolas, disparan ya tomados y por eso es que hay balas en las azoteas», señaló para el diario.

#A sangre fría

Gatilleros esparcen restos de dos cuerpos en la Santa Cruz de Acapulco

Los restos humanos estaban en bolsas negras y fueron esparcidos en la avenida Constituyentes.

Por Redacción, 2019-05-25 10:29

Acapulco, Guerrero.- Los restos desmembrados de dos hombres fueron esparcidos en la transitada avenida Constituyentes de la colonia Santa Cruz, en la zona Urbana de Acapulco.

De acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública, alrededor de las 2:30 de la mañana se alertó, a través del servicio de emergencias 911, sobre un hecho de violencia en la citada colonia.

Policías estatales atendieron el llamado y a 100 metros de la entrada de la colonia fueron hallados los restos desmembrados de dos hombres, por lo que iniciaron los procesos de ley.

Los restos humanos estaban en bolsas negras y fueron esparcidos en la avenida Constituyentes. De manera preliminar se dio a conocer que habían dos cabezas, dos troncos, manos y piernas.

Agentes policiacos acordonaron la zona y luego de los trabajos de ley solicitaron la intervención del Servicio Médico Forense (Semefo) para llevar a cabo el levantamiento de los restos.

#A sangre fría

Acribillan a una familia a bordo de un auto en Guanajuato

El ataque dejó tres muertos y dos menores, de seis y 10 años de edad, resultaron heridos por los disparos.

Por Redacción, 2019-05-24 20:45

México.- Tres integrantes de una familia perdieron la vida y otros dos resultaron lesionados en ataque perpetrado en su contra mientras viajaban en un automóvil compacto sobre una carretera estatal, en el sur del estado.

El auto Dodge guinda circulaba entre las comunidades Pueblo Nuevo y Padres Mártires, al costado de un canal, punto en que fueron alcanzados por un vehículo en el que viajaban hombres armados, quienes les dispararon en repetidas ocasiones.

Dentro del automóvil Dodge quedaron sin vida la madre y un adolescente, y afuera, tirado sobre la carretera, se encontró el cuerpo sin vida del padre de familia. Dos menores, de seis y 10 años de edad, resultaron heridos por los disparos.

Policías municipales y militares acudieron al lugar de los hechos, junto con paramédicos de la Cruz Roja, quienes atendieron a los menores y los trasladaron al hospital general de Irapuato.

Con información preliminar, el fiscal Carlos Zamarripa Aguirre señaló que la familia viajaba a Guanajuato, desde Michoacán, y aparentemente era seguida por los sicarios.

También mencionó que en la Plataforma México el nombre de una de las víctimas arrojó antecedentes por algún delito, pero aclaró: “No quisiera adelantarme hasta corroborar su identidad”.