Chilpancingo, Guerrero.- El secretario de Seguridad Pública de Guerrero, David Portillo Menchaca, informó de la detención de un hombre que presuntamente participó en la emboscada contra militares -donde murieron tres soldados- la semana pasada en la comunidad del Balzamar, en el municipio de Leonardo Bravo, en la Sierra de Guerrero.

Portillo Menchaca explicó que el viernes pasado en la comunidad de Balzamar fue detenido un joven 21 años identificado como Luis Ángel “N” quien posiblemente participó en la emboscada contra militares.

El jefe policiaco dijo que en al detención fue asegurado un fusil AK-47, un cargador, 30 cartuchos calibre 7.62x39 milímetros, tres granadas de alto explosivo para aditamento lanza granadas calibre 40 milímetros y dos artefactos explosivos de fabricación artesanal.

Además le aseguraron mil 231 cartuchos calibre .223; 473 cartuchos calibre 7.62x39mm; 20 cartuchos calibre 20 de escopeta; dos granadas alto explosivo calibre 40mm; seis artefactos explosivos de fabricación artesanal; ocho contenedores para cargadores; diez placas balísticas; tres cargadores de diferentes calibres; una fajilla táctica; un portacargador táctico; una piernera táctica; una bolsa de semilla de amapola de aproximadamente un kilogramo; 12 vehículos de diferentes marcas (dos de ellos blindados) con reportes de robo.

Indicó que en esa parte de al sierra desde el pasado jueves policías estatales, militares y personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) llevan acabo una operación para detener a los atacantes.

De acuerdo al reporte oficial, alrededor de las 12 de la tarde del jueves pasado, un convoy militar fue emboscado por hombres armados. En el ataque murieron dos soldados y tres quedaron heridos.

Los militares, según el reporte, repelieron el ataque y mataron a dos de los armados.

Los tres militares heridos fueron trasladados al hospital general de Chilpancingo Raymundo Abarca Alarcón. Cuando recibía atención médica murió uno de ellos.

En un video que fue difundido en Facebook, se ve a un grupo de militares a bordo de su vehículo y uno de ellos atiende a uno de su compañeros que va herido de bala. El lesionado va chorreando de sangre en una de sus piernas. El soldado le pone una inyección al herido.

Según las versiones es de que los soldados estaban en una parcela que no solamente tenía milpa de maíz sino también de amapola.

En eso estaban los militares cuando un grupo de individuos que al parecer forman parte del equipo de seguridad de Isacc Navarrete, el presunto líder de Cártel del Sur, los agredieron a balazos.

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que cuentan con información “precisa” sobre los armados que emboscaron a los militares.