El mercado bursátil de China reaccionó hoy a la baja ante los malos datos manufactureros de enero, que siguen mostrando la debilidad económica coyuntural de este país.

La actividad del sector manufacturero chino cayó en enero por sexto mes consecutivo, subrayando la persistente debilidad del sector, indicó el informe mensual de la Oficina Nacional de Estadísticas (BNE) y la Federación de Logística y Adquisiciones de China.

El Índice de Gerentes de Compras (IGC) del sector manufacturero se situó en 49.4 en enero, tras el 49.7 registrado en diciembre, precisó la agencia Xinhua.

Una lectura por encima de 50 puntos indica expansión, mientras que una por debajo representa contracción.

Se trata del nivel más bajo desde agosto de 2012, con la economía china experimentando dificultades para hallar nuevos motores de crecimiento ante la caída del mercado inmobiliario y el exceso de capacidad instalada.

Ante esa situación, los principales indicadores chinos cerraron este lunes a la baja, en donde el Shanghai Composite Index cayó 48.75 puntos, 1.78 por ciento, para cerrar en dos mil 688.85 unidades, mientras el Shenzhen Component Index perdió 96.19 puntos, 1.02 por ciento, para ubicarse en nueve mil 322.01 enteros, informó la agencia Xinhua.

Notimex