México.-La policía de Kansas City identificó a dos sospechosos del tiroteo que la madrugada del domingo dejó cuatro personas muertas, incluidos dos ciudadanos mexicanos.

Javier Alatorre fue detenido y es acusado de ser uno de los perpetradores del crimen en el bar Tequila KC que además dejó cinco personas heridas. Hugo Villanueva-Morales es el otro sospechoso y se encuentra prófugo.

Ambos están acusados de homicidio en primer grado.

Este domingo el canciller Marcelo Ebrard confirmó que dos connacionales perecieron durante el ataque en el local ubicado en un barrio hispano de la ciudad estadounidense.

La policía de Kansas City respondió a un tiroteo antes de la 1:30 am en el Tequila KC, ubicado cerca de la calle 10 y Central. Los oficiales encontraron cuatro personas muertas dentro del negocio y otros cinco heridos por arma de fuego afuera.

Los lesionados se reportaron fuera de peligro.

El bartender Jose Valdez ha trabajado durante ocho años en el Tequila KC, pero la noche del domingo todo cambió para siempre.

Valdez encaró a uno de los pistoleros. Cuando se acercó a la barra del lugar, se negó a servile porque en el pasado ya había causado problemas.

“Cómo puedes ir a un lugar lleno de gente y comenzar a disparar”, se preguntó al borde de las lágrimas en charla con FOX4.

Valdez aseguró que el local siempre tiene seguridad armada afuera para seguridad de sus clientes, pero el domingo el guardia no se presentó a trabajar.

"Nunca le servimos (al pistolero). Tratamos de alejar a ese tipo de personas del bar. Cuando le negué el servicio, tomó una taza que estaba en la barra y me la arrojó", narró.

Valdez expresó que echó al tipo del lugar. El hombre se peleó en el estacionamiento y se fue, pero regresó con compañía y desató la tragedia.

“Cuando vino por segunda ocasión no dijo nada. Solo entró, echó un vistazo y comenzó a disparar”, agregó.

La policía dijo que los sospechosos entraron al bar y comenzaron a disparar. Valdez dijo que el pánico se apoderó de los presentes. Algunos intentaron esconderse y otros corrieron a las salidas.

"Solo escuché los disparos", recordó Valdez.

El veterano bartender lamentó los decesos, todos de latinos.

“Perdimos buenas personas. Personas jóvenes. Uno de los hombres tenia 50 años. Era su primera vez en el bar, estaba sentado ahí, disfrutando de la noche, simplemente. No era del pueblo. Solo vino por un trago y perdió la vida. Eso es triste”.

El gobierno mexicano apoyará a las víctimas

“Les comunico que hay dos mexicanos fallecidos en Kansas, extendemos el más sentido pésame del gobierno de México a sus familiares y amigos”, expresó en redes sociales el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Tendrán nuestro apoyo sus familias. (Estamos) Por tener datos respecto a quiénes y por qué perpetraron este crimen”, agregó. Las autoridades locales creen que, a pesar de que las víctimas son latinas, no fue un ataque por motivos raciales.

Por su parte el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, dijo que “odiaba” tener que ver un incidente así. “Mi corazón está con todas las víctimas y con todos aquellos que se vieron afectados por el tiroteo de esta madrugada”, escribió.

México hará las gestiones para investigar la naturaleza del crimen. Temen que una vez más tenga motivaciones raciales.

A principios de agosto, un hombre abrió fuego en un Walmart en la ciudad de El Paso, en Texas, fronteriza con México, y asesinó a 22 personas, incluidas ocho de nacionalidad mexicana.

El responsable del ataque había publicado horas antes un manifiesto en las redes donde aseguraba que quería acabar con la “invasión” latina que “sufría” Texas.

El gobierno mexicano, a través de la Fiscalía General de la República, se mantiene al tanto de las investigaciones sobre los hechos y ha asegurado que, de ser necesario, pedirá la extradición del tirador para juzgarlo en México por terrorismo.