Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República capturó a dos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación presuntamente involucrados en los homicidios del juez federal Uriel Villegas Ortiz y de su esposa, Verónica Barajas, así como en el crimen de la diputada local de Morena Francis Anel Bueno Sánchez.

Funcionarios del gobierno federal indicaron que los detenidos son Jaime Tafolla Ortega, El Alacrán, y David Ulises Lara Ramírez, este último actualmente bajo arraigo.

Tafolla Ortega fue identificado como el principal sospechoso del crimen y es considerado por el gobierno federal como una persona de alta peligrosidad y uno de los eslabones más importantes de dicha organización delictiva. Fue aprehendido en Ciudad Cuauhtémoc, Colima.

El imputado, aseguraron las fuentes consultadas, está relacionado directamente con los hechos del 16 de junio en la colonia Real Vista Hermosa de la ciudad de Colima, donde se privó de la vida al juez y a su esposa, en supuesta venganza porque Villegas vinculó a proceso a varios familiares de El Alacrán.

Los funcionarios consultados explicaron que en el homicidio del juez y su esposa también se presume la participación de José Alfonso Ayard Buenrostro, El Canelo, otro presunto integrante del CJNG.

La Fiscalía de Justicia de Colima cumplimentó también una orden de aprehensión contra El Canelo por su probable responsabilidad en el homicidio de la diputada local de Morena Francis Anel Bueno, quien desapareció el 29 de abril de este año y cuyo cuerpo fue hallado a principios del presente mes en una fosa clandestina.

En este crimen también se involucró a El Alacrán, contra quien se libró una orden de aprehensión por los delitos de desaparición cometida por particulares, feminicidio y delitos vinculados a la desaparición de personas.

Caen más

Como parte de la investigación del crimen de la diputada Francis Anel, el 7 de junio se ejecutó una orden de cateo donde se detuvo a Heliodoro Tafoya Chávez, Eustolia Ortega Gómez, Heriberto Tafoya Ortega y Danna Fernanda Chávez Cisneros (padre, madre, hermano y cuñada respectivamente de El Alacrán).

En el operativo se aseguraron armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas y droga, motivo por el cual el asunto pasó a manos de la delegación de la FGR en Colima, la cual inició una carpeta de investigación que fue judicializada.