#Creativos

Calacite, España, pueblo de escritores del “boom latinoamericano”

Gracias a la cantidad de escritores, pintores, cineastas y artistas que ahí han vivido, y viven todavía, se ha conocido también como “el Cadaqués de Aragón”.

Por Redacción, 2018-09-11 08:58

Calaceite, España, (Notimex) .- Calaceite, uno de los pueblos más bonitos de España, un pequeño municipio de la aislada, despoblada y desértica provincia de Teruel, se convirtió en el centro de reunión de los escritores del “boom latinoamericano” tras la llegada del chileno José Donoso, y es ahora un enclave cultural.

La población, dentro de lo que se conoce como la comarca Matarraña que se corresponde con la cuenca del río que lleva este nombre y territorio donde el agua fluye libremente, se encuentra a muy pocos kilómetros de la frontera catalana y fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1973.

Gracias a la cantidad de escritores, pintores, cineastas y artistas que ahí han vivido, y viven todavía, se ha conocido también como “el Cadaqués de Aragón”.

Desde su Plaza Mayor, con su ayuntamiento del año 1609, se van tejiendo los recorridos por los que se puede visitar este pueblo, a través de calles preciosas con casas solariegas en piedra, decoradas con balcones de forja, iglesias o plazas como la de Los Artistas.

En entrevista con Notimex, el poeta, escritor y director de cine español Emilio Ruiz Barrachina, aseguró que “la importancia literaria y cultural que en general tiene Calaceite es que a partir de los años 70 allí se fue a vivir José Donoso y se llevó a algunos de sus amigos que todavía estaban en Barcelona como Gabriel García Márquez o Mario Vargas Llosa”.

También estuvieron Carlos Fuentes, Jorge Edwars, Alfredo Bryce Echenique, y desde la década de 1970 “no ha dejado de ir gente de la cultura”, destacó.

“De hecho actualmente vive mucha gente suiza, latinoamericana, que quizá no tenga la importancia de aquellos de entonces, pero sigue siendo un enclave cultural en un pueblo que no tiene más de 500 habitantes”, continuó.

El cineasta, quien ha hecho adaptaciones cinematográficas modernas a obras de Federico García Lorca como “Yerma” o “La casa de Bernarda Alba”, expuso que “yo no sé explicar por qué Calaceite atrae a tantos intelectuales ni voy a aludir a la magia, pero creo que es un sitio donde te puedes concentrar mucho”.

“Yo he estado trabajando ahí y lo que tu rindes habitualmente en tu estudio o en tu sitio de trabajo, ahí lo multiplicas por tres o por cuatro. Donoso decía que si tenías muchas horas de trabajo por la razón que fuera, estas rendían más en Calaceite y ahí hizo parte de su obra”, explicó.

Ruiz Barrachina añadió que otra razón que dan algunos de los habitantes es que Calaceite está edificado sobre una montaña de cuarzo, “pero en honor a la verdad es que es un sitio muy tranquilo y donde te inspiras”.

El cineasta enfatizó que Calaceite, quizá por la proximidad a Barcelona, sigue siendo un foco de cultura, y también porque así han seguido promovieno a este pueblo medieval.

En Calaceite, cada año se llevan a cabo encuentros de cine y literatura, pero además por el pueblo siguen pasando grandes exponentes de la cultura actual como Ian Gibson, Juan Manuel de Prada, Ana María Matute, Carlos Franz, y Jorge Edwards volvió después de mucho tiempo.

“Si nos ponemos a mirar nombres, creo que todos los grandes nombres de la literatura o del cine actual han pasado por Calaceite y siguen pasando por estos días, pero porque se sigue fomentando y no se ha perdido el interés de que ahí acudan, aunque sea una vez al año, grandes nombres de la cultura”, resaltó el escritor.

Varias fueron las causas de que los grandes escritores del boom latinoamericano llegaran a Calaceite, una de ellas es la cercanía con Barcelona, donde muchos de ellos se instalaron.

“En los años 70, muchos de esos escritores no estaban económicamente tan boyantes, y Calaceite les ofrecía aislamiento para crear y a la vez un modo de vida económico”, afirmó Ruiz Barrachina.

Recordó que el propio Donoso, en una entrevista de los años 1972 o 1973, confesó que él fue a esa población con lo que le habían pagado por la traducción al francés de “El obsceno pájaro de la noche”, y con eso, que eran 50 mil pesetas, en aquel entonces se compró tres casas.

“Evidentemente, Donoso invitó a todos sus amigos, luego llegó Vargas Llosa y también compró casa, y así algunos más. Calaceite está en lo alto de un pueblo y las casas eran muy baratas porque no había agua corriente y había que subir el líquido en burro desde el embalse que estaba abajo”, anotó.

Se trata de grandes casas de piedra del siglo XVI y XVII, que resultaron muy atractivas para esos escritores. “Todos los grandes autores latinoamericanos han pasado por ahí”, sostuvo.

El municipio tiene el origen en la época de la dominación islámica de la península. Se cree que el topónimo de Calaceite proviene de Qal’ a Zeid, (Castillo de Zeid) y se formó en el entorno de una fortaleza que da nombre a la parte alta del pueblo.

#Creativos

Bellas Artes da “La vuelta al mundo de Arreola en 50 minutos”

Javier Trejo y Rubén Corbett fungieron como narradores orales, mientras que Pedro Flores, Pastor Díaz y Elizabeth Martínez leyeron las historias escritas por Arreola en diferentes momentos de su vida.

Por Redacción, 2018-09-24 15:23

México, (Notimex).- Integrantes del Foro Internacional de Narración Oral (FINO) abrieron una ventana hacia los universos fantásticos y únicos que caracterizaron la obra del escritor jalisciense Juan José Arreola, en el Palacio de Bellas Artes.

En el marco del homenaje al escritor con motivo del centenario de su nacimiento, se llevó a cabo una presentación de narración oral en la Sala Manuel M. Ponce, titulada “La vuelta al mundo de Arreola en 50 minutos”, en la que se abrió una ventana hacia los universos fantásticos y únicos que caracterizaron la obra de Arreola.

“Por una parte ofrecemos la lectura literaria de textos de Arreola, como “Eva”, “La teoría de Dulcinea”, “Confabulario”, entre otros, y también está la narración oral de algunos de sus cuentos que es otra forma de acercar al público a las fuentes literarias a partir de la palabra, la voz y los gestos de cada narrador”, explicó Armando Trejo, director del FINO.

Se trató de una sesión especial debido a que participaron narradores provenientes de Jalisco: la narradora de la Biblioteca Pública “Juan José Arreola”, Doris López, la narradora de la Secretaría de Cultura de Guadalajara, Anabel Casillas, y de la Universidad de Guadalajara, Fernando Villaseñor.

Javier Trejo y Rubén Corbett fungieron como narradores orales, mientras que Pedro Flores, Pastor Díaz y Elizabeth Martínez leyeron las historias escritas por Arreola en diferentes momentos de su vida.

Durante el encuentro se pasó de los cuentos fantásticos a aquellos textos autobiográficos que permitieron a la audiencia ubicar el contexto del autor.

De acuerdo con Armando Trejo, Juan José Arreola posee un lenguaje maravilloso que en un principio parecería que no es sencillo, pero que es un lenguaje metafórico y evocador y que permite a los escuchas tener diferentes lecturas.

“En el caso de los narradores orales hay una interpretación del texto, pero respetando en todo momento la esencia del cuento”, indicó en un comunicado difundido por la Secretaría de Cultura.

Agregó que el trabajo del narrador es mantener la atención a partir de estructuras dramáticas y narrativas y hacer que el público sea co-creador de una historia.

La intención fue ofrecer una experiencia ilustrativa y enriquecedora en especial para los jóvenes y el público seguidor de Arreola, uno de los referentes más importantes de la literatura de América Latina y de México.

#Creativos

Exposición de Leonora Carrington reúne a más de 300 mil visitantes

La muestra reunió más de 200 obras pertenecientes a 64 colecciones distintas; 54 producidas en México, 42 en Estados Unidos y 19 en Gran Bretaña, también mostró un video de coleccionistas y personalidades.

Por Redacción, 2018-09-24 15:10

México, (Notimex).- La exposición “Leonora Carrington. Cuentos mágicos” que mostró facetas poco conocidas de la artista inglesa ícono del surrealismo fue visitada por más de 300 mil visitantes en el Museo de Arte Moderno.

Tere Arcq, especialista del Museo del Palacio de Bellas Artes, y Stefan Ray, del Museo de Arte Moderno, fueron los responsables de la curaduría de esta muestra que se dividió en ocho núcleos y un gabinete de fotografía con el fin de revelar la magia de una Leonora Carrington vista desde otras perspectivas.

Se pudo apreciar el trabajo que realizó desde sus inicios, la obra hecha en Francia o Nueva York, su relación con los animales y su acercamiento a las religiones; cuál fue el impacto en su obra y las circunstancias, como el contacto que tuvo con la antropología, el mural sobre los mayas, donde ella descubre similitudes entre la mitología prehispánica y la celta.

Por primera vez se pudo apreciar un biombo pintado con figuras míticas, un tarot, carteles para un grupo feminista con acontecimientos del 2 de octubre de 1968 y las cartas inéditas que la artista le escribió a Renato Leduc, cuando era diplomático mexicano con quien se casó y viajo a México en 1942.

La muestra reunió más de 200 obras pertenecientes a 64 colecciones distintas; 54 producidas en México, 42 en Estados Unidos y 19 en Gran Bretaña, también mostró un video de coleccionistas y personalidades cercanas a Carrington como Pedro Friedeberg, Alan Glass, Mariana Pérez Amor y Alejandra Iturbe, quienes dieron testimonio de la relación con la pintora.

Entre las actividades paralelas que se llevaron a cabo destacan la puesta en escena “Opus Siniestrus”, estreno que realizó la Coordinación Nacional de Teatro del INBA y que se presentó en los jardines del recinto, obra que fue escrita por la misma Carrington en Nueva York.

Para profundizar en la exposición, se presentó lo que se considera como la revisión más completa sobre la vida y obra de Leonora Carrington: un catálogo realizado por el Museo del Palacio de Bellas Artes con la colaboración de los curadores de la muestra.

Un aspecto poco conocido en la vida de Carrington y que se pudo revisar fue su paso por el cine. Realizó breves apariciones en filmes como “Los olvidados”, de Luis Buñuel, y “En este pueblo no hay ladrones” de Alberto Isaac.

Asimismo, se presentó un ciclo de cine en colaboración con la Cineteca Nacional, en el cual se proyectaron títulos como Leonora Carrington de Dominique y Julien Ferrandou, Territorio Leonora de Gibrán Bazán y A través de Alan Glass de Tufic Makhlouf.

#Creativos

Juan José Arreola es recordado con nueva edición de su “Bestiario”

El álbum “Punta de plata” fue publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 1959, acompañado por los textos de Juan José Arreola.

Por Redacción, 2018-09-21 16:50

México, (Notimex).- En honor al escritor Juan José Arreola por el centenario de su natalicio, Editorial Planeta, bajo el sello de Joaquín Mortiz, presentó la nueva edición del libro “Punta de plata/Bestiario” e inauguró una exposición con obras de Héctor Xavier.

En la ceremonia, que se realizó en el patio de la Fundación de la Universidad del Claustro de Sor Juana, la poeta Davi Xavier, hija de Héctor Xavier, relató que su padre realizó en 1958 una serie de 24 dibujos de animales trabajados en el Zoológico de Chapultepec, con la antigua técnica punta de plata.

El álbum “Punta de plata” fue publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 1959, acompañado por los textos de Juan José Arreola.

Durante su participación, Davi Xavier expresó que su padre fue un artista muy comprometido con su arte y siempre se impuso grandes retos, cuando era niño, en las playas de Tuxpan, Veracruz, dibujaba con una varita sobre la arena, antes de que la ola borrara los trazos.

Abundó que su progenitor dijo en alguna ocasión: “El dibujo para mí es la voz del hombre, y mejor aún si cumple con la necesidad comunicativa del artista. El dibujo es un acto de la inteligencia”.

La poeta señaló que para ella cada dibujo significó una obra terminada, la técnica que utilizó fue la tinta china, japonesa, la punta de plata y en algún tiempo la punta de oro.

Relató que su padre y Juan José Arreola realizaron juntos el magnífico álbum “Punta de plata”, con los 24 dibujos y los textos de Arreola, que fue publicado por primera vez en la imprenta en 1959, y posteriormente hubo una edición facsimilar en 1993.

“En el marco del centenario de Juan José Arreola celebramos los 60 años del prodigio de dos grandes artistas, como escribió el crítico de arte Jorge Alberto Manrique: ‘No se sabe qué admirar más, si la precisión, corrección, elegancia y refinado humor de Arreola o las virtudes de Héctor Xavier”, apuntó.

Por su parte, el músico y nieto de Arreola, José María Arreola, comentó que se siente extremadamente relacionado con el libro de “Punta de plata/Bestiario”, porque el espectáculo que hace Alonso, su hermano, que se llama “Arreola por Arreola de bestias y prodigios”, donde justamente el hilo conductor o lo que atraviesa el espectáculo es el texto.

“No se trata de un libro escrito, sino es dictado a un José Emilio Pacheco muy joven, en medio de la premura y entrega. De tal suerte que ese espectáculo está tocado por esa magia de mi abuelo dictando un libro a un escritor joven como Pacheco, pero lo que resulta deslumbrante y da fe de su capacidad literaria y oral, es que después de eso hubo pocas correcciones desde el punto de vista ortográfico”, apuntó.

Luego de la presentación de la nueva edición del libro, se inauguró la exposición “Punta de plata”, que estará vigente hasta el 19 de octubre y la conforman los dibujos de Héctor Xavier, que incluye figuras como cabra, venado, león, hipopótamo, chimpancé y buitre, entre otros.