Ciudad de México.- El expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa festeja este martes su cumpleaños número 58 a lado de su esposa Margarita Zavala — excandidata presidencial independiente de las pasadas elecciones de 2018— , y de sus dos hijos Luis Felipe y Juan Pablo.

Calderón Hinojosa, quien fue presidente de México del año 2000 al 2006, no ha dejado de lado la vida política, por el contrario, y pese a los escándalos de corrupción en los que se ha visto involucrado, aún alista todo para que México Libre logre el registro como un nuevo partido político ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Con la miras en la elecciones del 2021, y con la esperanza de que para esa fecha México Libre ya se encuentre registrado como un nuevo partido, el exmandatario federal ha dejado abierta la posibilidad de postularse como candidato a diputado federal, según lo expresó en una entrevista por Radio Fórmula.

En caso de que esto suceda, Calderón rompería con la marcada tradición de los expresidentes del país, quienes al concluir sus sexenios optan por retirarse de la vida política y a veces de la vida pública también, tal y como lo ha hecho Enrique Peña Nieto.

Sigue activo

Pero el ex presidente panista, no sólo se ha mantenido activo en la política, sus redes sociales han sido otra herramienta en donde frecuentemente muestra su inconformidad contra el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

Al menos en lo que va del año 2020, algunos de los tuits que más han interacción han desatado en redes sociales se han dado en la coyuntura de la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19.

... Y también en la mira de AMLO

Pero a la par de que Calderón Hinojosa se mantiene activo, el expresidente ha sido el blanco de varias polémicas, una de ellas el caso de Génaro García Luna, quien fuera secretario de Seguridad Pública durante su sexenio y que actualmente se encuentra preso en Estados Unidos.

De hecho, apenas este 13 de agosto, Calderón Hinojosa declaró ser un perseguido político del actual gobierno y acusó había un “hostigamiento” en su contra.

En los últimos meses, las diferencias entre López Obrador y el expresidente se han exacerbado por distintas circunstancias y señalamientos que ambos políticos se han lanzado.

Odebretch, es el otro caso por el que López Obrador ha apuntado en contra de Felipe Calderón.

Según el actual presidente, Calderón también debe comparecer ante la justicia tras la denuncia que Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), presentó en contra de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda, a quienes acusó de haber gestionado millonarios sobornos desde la campaña electoral de 2012.

De acuerdo con López Obrador, Calderón entregó contratos a Odebrechet para reconfigurar la refinería de Minatitlán y para la construcción de una planta de polietileno, donde Pemex se comprometió a entregar a la empresa brasileña gas etano a precio preferencial.

El presunto fraude que se cometió en la elección presidencial de 2006, en donde ambos políticos fueron candidatos y en la que resultó electo Felipe Calderón, es otro tema que ha generado roces entre ambos políticos hasta la fecha.