México.- Luego de que esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin nombrar directamente a Felipe Calderón, señalara que “un expresidente” se fue a trabajar como consejero de Iberdrola (empresa privada que vende energía a CFE) en complicidad con una red de corrupción, Calderón se colocó el chaleco y negó lo declarado.

Para contextualizar un poco sobre lo que dijo el presidente AMLO te dejamos sus declaraciones de la conferencia mañanera:

“Empezaron a hablar de que nos íbamos a quedar sin luz y que había que abrir el mercado (refiriéndose al período panista)”.

 “Ahora compramos la mitad de la energía que consumimos a empresas privadas y a precios muy caros, porque se les da, aunque parezca increíble, subsidio. Así se hicieron los contratos. Esto del subsidio no sucede en ningún país del mundo”, señaló el presidente nacional.

Además, aclaró que esa práctica se daba en los sexenios pasados, al menos desde 1989, cuando se reformó una ley secundaria “para privatizar la industria eléctrica”, siendo con ello un claro ejemplo de corrupción y de conflicto de intereses.

“Fíjense hasta dónde se llegó, porque todo esto tiene que ver con corrupción: una empresa que vende energía a la CFE [Comisión Federal de Electricidad] contrató a un expresidente como miembro de su consejo de administración”, puntualizó.

Y finalmente reiteró la situación: “un presidente de la República que pasa, cuando termina, a ser consejero de una empresa extranjera, que le vende energía eléctrica a la CFE“.

Ante dichas declaraciones, a través de su cuenta de Twitter, el expresidente Calderón Hinijosa rechazó que en su relación con empresas globales, como Iberdrola, haya existido corrupción, tráfico de influencias o conflicto de interés.

Además, al parecer molesto, argumentó que quien afirma una sentencia debe probarlo y no calumniar:

Categóricamente rechazo que  en mi relación con empresas globales, haya incurrido en tráfico de influencias, conflicto de interés, y mucho menos en actos corrupción.  Quien afirma está obligado a probar y no hay derecho a calumniar personas o empresas sin fundamento.

    — Felipe Calderón (@FelipeCalderon) 4 de febrero de 2019

Finalmente, aclaró que él no comenzó a laborar en la empresa Avangrid (la cual es parte de Iberdrola) después de que dejara el poder:

La ley prohible aceptar cargos durante 1 año posterior al término del ejercicio del servidor público. Independientemente de que Avangrid no tiene actividades en México, mi pertenencia a su consejo tuvo lugar entre 2016 y 2018, 4 años después de haber concluido el cargo.