Ciudad de México.- Emilio Lozoya, ex titular de Pemex, presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en la que acusa a tres ex presidentes, entre ellos Felipe Calderón.

En dicha denuncia asegura que Calderón tuvo conocimiento del pago de sobornos de la brasileña Braskem, filial de Odebrecht, a funcionarios de su gobierno, para la suscripción y aprobación del contrato de Etileno XXI, afirmó el ex director general de Pemex, Emilio Lozoya.

En el documento sobre presuntos hechos de corrupción presentada el pasado 11 de agosto ante la Fiscalía General de la República (FGR), Lozoya señaló que entre los funcionarios encargados de operar el contrato estuvieron Carlos Treviño y José Antonio González Anaya, entonces “ejecutivos” de Pemex y Hacienda, así como Ernesto Cordero y José Antonio Meade.

El ex director general de Pemex relató que en febrero de 2013 sostuvo una conversación en su casa de Lomas de Bezares con Luis Weyll, representante de Odebrecht en México, quien le comentó sobre el pago de sobornos por parte de Braskem entre 2010 y 2012 para conseguir el contrato de Etileno XXI.

Lozoya precisó que la planta de Etileno XXI fue la inversión más importante de Braskem en México y a través de ella procesa el etano, transformándolo en plásticos.

Remarcó que Odebrecht tuvo efectivamente una participación muy relevante en el gobierno de Enrique Peña Nieto, pero también gozó de una gran participación en el gobierno de Felipe Calderón.

Emilio Lozoya sostuvo por ello que en el gobierno de Calderón se gestaron “solidos esquemas de corrupción” con Odebrecht.