Ciudad de México.- El empresario y exdirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Chilpancingo, Pioquinto Damián Huato calificó el incendio de la tienda de ropa Los Barateros como “un acto terrorista”.

Dijo que el presunto ataque tiene como finalidad generar miedo entre los empresarios, para que “todos paguen su cuota” al crimen organizado.

Por su parte el presidente del capítulo Chilpancingo de la Canaco, Víctor Manuel Ortega Corona indicó que el recrudecimiento de los hechos de violencia contra del sector empresarial se ha desbordado.

Manifestó que las autoridades de los tres niveles de gobierno han hecho caso omiso a sus demandas, que fueron planteadas formalmente desde marzo de este año.

Damián Huato detalló que, tras el ataque en contra de la bodega de ropa, hay “una alta preocupación, porque no es un hecho desvinculado, y está unido a otros sucesos”.

El líder de comerciantes denunció que con anterioridad le había dicho al alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena que “está regresando gente” vinculada con grupos delictivos a la Dirección de Gobernación Municipal desde el gobierno del ex presidente municipal, Mario Moreno Arcos.

Entonces, recordó que se tenía un acuerdo con el gobernador, Héctor Astudillo Flores en el sentido de que se haría un cambio en la Dirección del Mercado Municipal Baltazar R Leyva Mancilla, tras el asesinato del líder de comerciantes Juan Serrano y la depuración de la Dirección de Gobernación Municipal.

“Si se hubieran cumplido esos acuerdos a los mejor ahorita, habría unos 30 muertos (menos) en Chilpancingo, eso fue hace cinco meses” y agregó que por parte los empresarios tampoco dieron seguimiento a los acuerdos tomados.

Ortega Corona recordó:

“Hemos hecho propuestas a autoridades de los tres niveles de gobierno para disminuir la violencia, sin embargo no se ha hecho nada”, expuso.

Al concluir una reunión de líderes empresariales y comerciantes que fue convocada tras el incendio de Los Barateros manifestó:

“(Queremos) recordarle al señor gobernador (Héctor Astudillo Flores) cuáles han sido los compromisos que se han hecho para disminuir la delincuencia”.

Reclamó que las reuniones periódicas que se tenían con mandos militares de “buenas a primeras se suspendieron, así como los cinturones de seguridad”.