Acapulco, Guerrero.- Transportistas del servicio público urbano de Acapulco de la ruta Hospital-Vacacional suspendieron el servicio a partir de este día y hasta nuevo aviso.

Más de 80 conductores dejaron de prestar el servicio público ante la falta de pasajeros que transportar por el cierre de negocios debido a la declaratoria nacional de emergencia de salud por Covid-19, lo que ha ocasionado la parálisis de la ciudad.

En un recorrido realizado por Bajo Palabra se pudo constatar que las avenidas Diego Hurtado de Mendoza y Andrés de Urdaneta se encuentran vacías, lugares donde suelen hacer sitio estos autobuses.

Los transportistas dijeron que dejaron de prestar el servicio porque como no hay personas para trasladar, eso implica un gasto económico para los concesionarios.

Pidieron a los tres órdenes de gobierno que los ayuden de manera económica durante la contingencia sanitaria.