México.- De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), anualmente, el cambio climático cuesta hasta 1.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en México, por lo que es necesario considerar políticas integrales que vinculen al sector salud con el energético, ya que la contaminación causó la muerte de 49 mil 095 personas en 2017.

Las emisiones del sector energético, compuestas por la generación de electricidad, el transporte y usos industriales, entre otros, representan 89.9 por ciento del total de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Éstas, además de contribuir al cambio climático en materia ambiental, impactan en la salud pública y en el crecimiento económico, remarcó el instituto.

En el estudio “Las finanzas públicas del cambio climático. Origen, costos y alternativas de los gases de efecto invernadero”, realizado por el CIEP, resaltó la necesidad de considerar políticas integrales entre el sector salud y el energético, así como con medios recaudatorios que permitan financiar los recursos que implican los costos inéditos del cambio climático.

Para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en el país es necesario invertir en estrategias de mitigación, puntualizó el instituto. Sin embargo, consideró que el presupuesto público aprobado en 2018 para mitigación y adaptación de los efectos del cambio climático, de 90 mil 083 millones de pesos, es menor al promedio anual de 142 mil 630 millones de pesos que deberían invertirse en el mismo rubro, de acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

Además, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) detalló que en 2018 los costos de salud de algunas de las enfermedades atribuibles a la contaminación ambiental fueron de 9 mil 989 millones de pesos (mdp), de los cuales 8 mil 225 mdp corresponden a muertes prematuras, productividad y ausentismo laboral; y los restantes 1,763 millones de pesos a gasto de salud.