México.-Alexis Ortiz, un niño de 10 años que reside en Tijuana, Baja California, cuya madre es de las personas que han visto mermados sus ingresos diarios desde hace mes y medio tras las medidas de contingencia por la pandemia de COVID-19 en el país, ofreció sus juguetes a cambio de despensa para ayudar a su mamá.

Al percatarse de que también su hija Itzel había puesto a disposición algunos de sus juguetes, Yissel Ortiz publicó una foto en su perfil de Facebook, en la que se veía cómo los niños acomodaron las cosas en mesas a la entrada de su casa. "Cambio juguetes x despensa. Queremos ayudar a mi mamá", se lee en un cartel hecho por los menores.

La idea del pequeño Alexis Ortiz surgió una noche antes de que se fuera dormir, al darse cuenta de que los alimentos en casa escaseaban. Convenció a su hermana Itzel de ayudarlo y para que también diera algunos de sus juguetes.

De las 9 de la mañana y hasta las 5 de la tarde, los automóviles con despensas no paraban de llegar.