Acapulco, Guerrero.- Serán dados de baja los cinco trabajadores de salud que fueron cambiados de adscripción si insisten en no presentarse mañana miércoles a sus nuevos lugares, advirtió la secretaria general de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, Beatriz Vélez Núñez, quien ha sido señalada de otorgar beneficios a cambio de votos.

En entrevista, tras la entrega de préstamos a derechohabientes del ISSSTE, la líder sindicar insistió en que los cincos trabajadores, quienes desde hace tres semanas han realizado protestas para rechazar dichos cambios, deben estar mañana en las clínicas ubicadas en los municipios de San Marcos, Petatlán, Tierra Colorada y Cruz Grande.

Beatriz Vélez reprochó que esos trabajadores de Salud cumplen 26 días sin presentarse a laborar, y que hoy vence el plazo para que regresen, por lo que de no hacerlo mañana la autoridad de Salud estatal estará actuando conforme marcan las condiciones generales.

"Se necesitan médicos en esos lugares. Petatlán se quedó sin médico porque anda tomando calles y no se ha presentado a trabajar, ella (Roxana Tapia Carbajal, líder del movimiento) sigue ganando y eso es injusto esto también para el resto de los trabajadores".

"Son 21 mil agremiados que se tienen en Salud y solo son cinco los que están haciendo este tipo de situaciones, la verdad es que no tienen razón, tienen que respetar su lugar de adscripción en donde se les canalizó y se les dio una plaza de base", dijo.

Los cambios a los agremiados, explicó la líder sindical, se dieron por la antigüedad de los trabajadores de 15 a 30 años y no por favoritismo como lo señalaron los cinco colaboradores protestantes.

"La verdad es que el motivo que se dio fue la antigüedad, y ellos son de menor antigüedad en ingreso para la Secretaría de Salud".

"Hay gente que cambiamos que tienen 25, 30 años de servicio que nunca se les había hecho justicia y eso es lo que está en Renacimiento, ya llegaron inclusive".

La secretaria asistió a la entrega de préstamos a derechohabientes del ISSSTE en el Centro Internacional Acapulco.

En el evento, el director general del ISSSTE a nivel federal José Reyes Baeza, anunció la edificación del Hospital General de Acapulco para los más de 600 mil derechohabientes en Guerrero.