México.-  Lo último en ingeniería proveniente del narco son sus famosos vehículos blindados, lo que se conoce como “armaduras del narco” o peor aún: “La Tropa del Infierno”.

Investigadores de la Oficina de Estudios Militares Extranjeros de la Universidad de Claremont en California señalaron a través de un estudio, que conforme a estimados conservadores el número de muertos durante el sexenio calderonista (2006-2012) oscila en los 70,000 muertos. El número de desaparecidos llega a los 30,000 durante el mismo periodo.

De acuerdo con los investigadores, a partir de que los carteles colombianos fueron desmantelados en Medellín y Cali (en Colombia) durante la década de los noventa, el poder del narco mexicano se incrementó.

Ello sería el antecedente a la ola de violencia que ha dejado miles de muertos desde 2005 en México, cuando el gobierno del ex presidente Vicente Fox Quesada envió tropas para que se enfrentaran a los cárteles de Tamaulipas.

Uno de los casos más recientes en materia de generación de caos por parte del narco y atención del mismo por parte de las autoridades, es el de Coahuila, donde presuntos narcotraficantes pertenecientes al Cártel del Noroeste han sembrado terror montados en las camionetas blindadas.

Tan sólo en agosto de 2019, en Tamaulipas se reportó el ataque a un retén policial por parte de un comando de camionetas verde militar identificadas como “La Tropa del Infierno”.

El sábado 30 de noviembre, el saldo en Coahuila provocado por este comando fue de al menos 14 muertos, conforme a información provista por las autoridades.

Fue por más de una hora que las fuerzas mexicanas de seguridad se enfrentaron a presuntos miembros de un cartel correspondiente al municipio de Villa Unión, muy cerca de la frontera con Texas.

Por su parte, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, informó que fueron cuatro agentes los que murieron en el tiroteo, en tanto que un número no definido de trabajadores municipales están desaparecidos.