México.- El secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), Federico Ovalle Vaquera, pidió al presidente, Andrés Manuel López Obrador, rectificar la definición del rumbo de la política económica y social para el país, específicamente para el campo agrícola.

“No estoy en contra de alcanzar un bienestar, pero creo que el bienestar se logra con crecimiento económico y éste a su vez con inversiones”, manifestó a unos días de que el Ejecutivo federal rinda su informe en el Zócalo capitalino.

El gobierno federal impulsa una política de bienestar a base de gasto público, es decir, generar satisfactores a partir de repartir dinero.

En ese sentido, destacó la necesidad de acompañar el proyecto de nación de inversión privada, de una reforma fiscal progresiva para hacer pagar más a quienes generen mayores utilidades y verificar la ejecución de los programas para alcanzar la soberanía alimentaria.

“Si el crecimiento económico no se concreta, estaremos condenando al país a condiciones muy deplorables para la mayoría con el agravante de que, en la medida que se retraiga economía, habrá estragos entre la población”, enfatizó.

Ovalle Vaquera advirtió que es urgente cambiar la ruta porque no habrá dinero suficiente para cubrir las demandas de los proyectos y algunos de ellos corren el riesgo de cancelarse.

También se le debe de dar un marco jurídico a la política de soberanía alimentaria para reglamentar las reformas constitucionales existentes, una nueva estructura programática y nueva reglas, pues este año se planea importar productos del exterior por casi 30 mil millones de dólares, expuso en un comunicado.

“Esperaría que el presidente Andrés Manuel López Obrador le tenga confianza a los mexicanos, a los campesinos, a los pequeños y medianos productores, a fin de que hagan los ajustes correspondientes en el diseño de la política económica del país, pues ésta debe estar fincada en el crecimiento nacional y rural”, concluyó.