Acapulco, Guerrero.- El presidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra) en Acapulco, Pascual Romero García, consideró que las autoridades del municipio solo se han lavado las manos ante la inseguridad que azota a Acapulco.

En entrevista, Romero García consideró que es hora de que las autoridades apliquen la ley y garanticen la seguridad de los mexicanos, porque ninguna de sus estrategias de seguridad ha beneficiado al puerto.

"En Acapulco realmente los derechos humanos y la seguridad están por los suelos; el gobierno local únicamente a prevenir el delito y no a salvaguardar a la población, le da la responsabilidad al estado y a la federación, cuándo éste está obligado a salvaguardar tanto la integridad física como patrimonial de los acapulqueños, por eso reciben un salario, por eso tienen armas, por eso tiene a su mando los instrumentos para poder proteger la seguridad de cada uno de los acapulqueños", expresó.

Consideró que es tiempo de que los gobernantes den resultados en materia de seguridad y puedan parar todo tipo de delitos que se desarrollan en esta ciudad, de lo contrario “tendremos que hacer valer el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que estipula el libre derecho de los ciudadanos de cambiar a los gobernantes cuándo estos no estén dando resultados y no estén protegiendo los habitantes”.