El fiscal general de Guerrero, Javier Olea Peláez informó que el canadiense que fue detenido tras besar a dos niñas de tres años sobre la avenida Costera de Acapulco podría salir libre bajo el pago de una fianza, debido a que así lo prevé el Código Penal del estado.

El funcionario estatal informó que la noche de este lunes se espera el traslado de Walter Zuk – de 68 años – al penal de Las Cruces, aunque admitió que la fianza que le permitiría recuperar su libertad no sería mayor a 50 mil pesos.

“Evidentemente, la fiscalía va a solicitar una serie de medidas al juez para que analice esa situación. El señor es extranjero, como consecuencia se puede sustraer a la acción de la justicia. Entonces vamos a pedir que entregue su pasaporte y que el juez, si lo deja en libertad, tenga presente esta circunstancia porque el señor puede pagar su fianza y mañana se va a Canadá”, explicó.

Insistió en que no podía dar detalles sobre qué medidas se tomaría contra el hombre que aparecía de rojo en los videos, y que presuntamente era familiar de una de las niñas. Explicó que las redes sociales han sido muy “agresivas” en torno al hecho, por lo que no quería exponer que la Fiscalía “divulgue cosas que son penosas para la menor”.

También le preguntaron si quien quiera venir a Acapulco a cometer estas acciones podría salir libre mediante fianza, a lo que el fiscal dijo: “Yo no creo que haya lagunas en la ley penal de Guerrero, creo que es un código bastante adelantado”.

- ¿Se puede evitar que esta persona vuelva a pisar territorio mexicano? – le preguntó una reportera, mientras que otra agregó si el canadiense no podría repetir estos actos una vez libre.

“Miren, ustedes saben que este tipo de personas tienen problemas. Y nosotros no podemos prever esa circunstancia. La ley es la ley, y como fiscal tengo que respetar la ley”, indicó.

Asimismo, dijo que le pedirá al juez que no lo deje en libertad. También confirmó que los familiares de la menor ratificaron la denuncia y agregó que se inició otra averiguación previa, aunque dijo que por sigilo no podía informar contra quien era.

Además, dijo que es el primer caso de pederastia que se ha denunciado durante su gestión. Respecto a la situación del extranjero, dijo que se debe respetar su presunción de inocencia y sus derechos humanos.

“Se mandó a traer al cónsul de Canadá; se tiene que dar aviso al consulado y respetar todo. Si no luego se nos cae todo en el proceso”, explicó, y dijo que mañana a las dos de la tarde concluye el término lugar.

- ¿Pertenece el canadiense a una red de pederastia? – le preguntaron al fiscal

“Lo ignoro. Tendría que ser parte de una red de pornografía infantil y no puedo afirmar esa situación”, dijo.