México.- Alejandro Alonso, nuevo presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), afirmó que el plan del actual gobierno federal para tener un aeropuerto en Santa Lucía en dos años y medio es viable e incluso colaborarán para que se cumpla dicho plazo.

Lo anterior contrasta con las declaraciones del pasado titular del organismo, Rodrigo Pérez, quien mostró el rechazo del sector por no contar con un proyecto ejecutivo y método de financiamiento.

Pérez señaló en su momento que los despegues y aterrizajes de los aviones no podrían ser de forma simultánea en Santa Lucía y AICM, ya que primero tendría que llegar un equipo a una terminal para que posteriormente salga otro.

Incluso, durante la consulta para decidir sobre si se debía cancelar el NAIM y edificar Santa Lucía, señaló que no participarían porque no era algo serio.

Sin embargo, el nuevo presidente de la cámara dijo que este tiempo planteado por la autoridad es adecuado para que la aviación comercial comience sus vuelos.

“Si el presidente lo dice, le creo. Sí es viable tener una pista en Santa Lucía para aviación comercial en dos años y medio”, señaló Alonso.

El directivo añadió que, incluso en el caso de Toluca, se tuvo este aeropuerto en un menor tiempo que el planteado para Santa Lucía.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha señalado que este año iniciarán los trabajos para la nueva terminal aérea, además de tener los estudios de aeronavegabilidad que permitan la operación del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), Toluca y Santa Lucía.

Alonso explicó que el siguiente paso es acordar entre las diferentes aerolíneas que operan en el país cuál de los tres aeropuertos será su centro de operaciones, toda vez que sería imposible que las empresas tengan base en todos.

“Lo primero que tenemos que ver es la comodidad de los pasajeros para que realmente sus conexiones no sean de horas entre uno y otro aeropuerto, además de velar por los accionistas de las aerolíneas comerciales para que sea negocio”, indicó el presidente de la Canaero.

Añadió que el gobierno está trabajando con la Canaero para saber de qué manera se usará la terminal de Santa Lucía y AICM con base en qué aerolíneas se mueven para dónde. Se labora para el beneficio de los pasajeros y cómo sería la forma más fácil para que ellos sean los menos afectados.

“La decisión final de que Santa Lucía sea el segundo aeropuerto de Ciudad de México está tomada, así lo asumimos y nos unimos al gobierno federal en su decisión. Trabajaremos con ellos”, dijo.

Alonso comentó que en el caso del aeropuerto capitalino se requiere de mucho mantenimiento y una nueva infraestructura, por lo que recordó que el gobierno federal ya asignó 3 mil millones de pesos este año para las obras necesarias.

El presidente de la Canaero, Alejandro Alonso, dijo que es importante concretar dos grandes pendientes: la creación de la Agencia Federal de Aviación Civil y la Agencia Federal de Investigación de Accidentes en el Transporte, ya que eso permitirá a la industria aérea contar por primera vez con un órgano regulador fuerte, independiente y con flexibilidad.