Varios turistas están cancelando sus viajes a varias naciones de América Latina y el Caribe, incluido México, para optar por destinos turísticos en los que no existen brotes de zika.

El doctor especializado en fertilizada, Brian Levine, de Nueva York, dijo a AP que pasó “la mayor parte de la semana pasada asesorando a los pacientes sobre el virus del zika”.

“He tenido conversaciones sobre la suspensión de viajes si una mujer está embarazada, o si planea someterse a una fertilización in vitro. Algunos maridos incluso me entregaron semen congelado porque planean viajar a una zona donde hay zika”, declaró Levine.

Laura E. Lynn, con cinco meses de embarazo, canceló su reservación en Playa del Carmen, Quintana Roo, con sus padres, su hermana y sus maridos.

“No concibo tener que usar mangas largas, estar paranoica por la posibilidad de ser picada por un mosquito, sin poder relajarme”, expresó a AP.

La agente de viajes Sandy Anderson dice que una pareja que pensaba ir al Caribe optó en cambio por viajar a Hawai porque se sentía “incómoda” con la idea de ir a una región en la que hay un brote de zika.

La aseguradora Travel Insured International dice que ha habido un aumento del 30 por ciento en la compra de pólizas que permiten cancelar viajes “por cualquier razón”.

Varias aerolíneas estadounidenses han anunciado que no aplicarán multas a las mujeres embarazadas, y en algunos casos a sus acompañantes, que cancelan viajes siguiendo recomendaciones de los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CCE).

A su vez, muchas empresas que ofrecen cruceros y agencias de viajes están ofreciendo créditos para futuros viajes y permitiendo cambiar el destino a las mujeres embarazadas.

Con información de AP