Roma, (Notimex).- El Ministerio italiano de Exteriores fue víctima de un ataque de "hackers" rusos en 2016, publicó hoy el diario británico The Guardian, mientras portavoces de esa cartera confirmaron que los "piratas informáticos" no lograron penetrar al nivel de los datos encriptados.

El periódico británico detalló que el ataque informático duró cuatro meses y tuvo lugar cuando al frente de la cancillería italiana estaba el actual primer ministro, Paolo Gentiloni.

Sin embargo, fuentes del ministerio citadas por medios italianos -que confirmaron el ataque- dijeron que Gentiloni no fue víctima porque no usaba correo electrónico cuando era canciller.

The Guardian aseguró que los "hackers" habrían accedido a informes realizados por embajadas y por personal del Ministerio, pero no pudieron violar información confidencial porque estaba encriptada.

Las fuentes oficiales no quisieron confirmar si detrás de los hechos estuvo Moscú, pero The Guardian citó a dos testigos, según los cuales el responsable fue el "Estado ruso".

Los portavoces del Ministerio de Exteriores, que solicitaron mantener en reserva su identidad, dijeron que el caso ya era del conocimiento de las autoridades locales y que la Cancillería adoptó nuevas medidas para la protección de datos informáticos.

En enero pasado, autoridades italianas arrestaron al ingeniero nuclear Giulio Occhionero, de 45 años, y a su hermana Francesca, de 49, acusados de crear una red de cyber espionaje de la que fueron víctimas, entre otros, los ex primeros ministros Matteo Renzi y Mario Monti y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Los datos obtenidos ilegalmente eran custodiados en instalaciones informáticas estadunidenses, que fueron confiscadas por las fuerzas del orden gracias a la colaboración de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).