Chilpancingo, Guerrero.- La directora de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) Irma Lilia Garzón Bernal informó que la paramunicipal no procederá jurídicamente contra propietarios de tomas clandestinas de agua. Contrario a ello, la funcionaria municipal explicó que arrancará una campaña para que más de ocho mil propietarios de tomas clandestinas, puedan regularizar el servicio y ser incorporados al padrón de usuarios. Señaló que pese a que la administración municipal no actuará en contra de los usuarios de tomas irregularidades, estos serán requeridos para formalizar su situación con la CAPACH. Garzón Bernal señaló que hasta el momento, no se han calculado las pérdidas monetarias que implicaba el uso de tomas clandestinas de agua potable, de las cuales, tiene pleno conocimiento la administración municipal. La paramunicipal sufre una crisis financiera histórica debido a la falta de pago de los usuarios, y las deudas que se generan a la Comisión Federal Electricidad (CFE), por el uso de servicio para poner en funcionamiento las bombas de distribución. La Comisión de Agua Potable de la capital, concluyó el 2018 con una deuda a la CFE de al menos 11 millones de pesos, la cual está en proceso de ser solventada.