El secretario general del ayuntamiento, Daniel Meza Loeza, negó que trabajadores de la CAPAMA hayan solicitado reforzar su seguridad luego del ataque a la oficina recaudadora en Ciudad Renacimiento el martes 22 pasado, en donde resultó asesinado el gerente Arquímides Guzmán Cisneros y Jorge Trujillo Acevedo, fallecido un día después en el hospital a causa de las heridas.

“Después de este lamentable hecho no hemos recibido alguna solicitud que digan ‘necesito o quiero seguridad para poder laborar’”, de parte de los trabajadores, declaró.

Entrevistado en el ayuntamiento, este día, el funcionario dijo que si bien “el temor existe en muchos ciudadanos, no es un peligro latente” y que la seguridad del director de CAPAMA, Javier Chona Gutiérrez, es la misma de antes del ataque.

Añadió que los trabajadores que tienen seguridad “son los mismos de siempre, no ha aumentado el número de guaruras”.

Del ataque en la colonia Renacimiento, refirió que no se había tenido una amenaza o advertencia en ninguna oficina y que siempre se le ha dado seguridad a la dependencia, “no de ahorita ni es a raíz del atentado”. Dijo que los trabajadores de la paramunicipal han manifestado que “no hay urgencia” por redoblar la seguridad.

Aseguró que el ayuntamiento ha exigido saber cuál fue el móvil del ataque, información que hasta el momento no les ha hecho llegar pues la manejan de manera “hermética. No pueden difundirla porque entonces entorpecería una investigación”.