México.- Los líderes del narcotráfico en México elaboraron una cumbre para organizar sus dominios y así evitar conflictos que les traigan más problemas que soluciones.

En dicha reunión participaron referentes como Nemesio Oseguera Cervantes, alias el Mencho del Cártel Jalisco Nueva Generación y Vicente Carrillo Fuentes, el Viceroy del Cártel de Juárez, recoge Reforma.

La comitiva de narcos se habría ejecutado en junio del 2014 en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila, y su fin era el crear una alianza de la droga que congregue a las agrupaciones más temidas de México, llamándola el Cártel de los Cárteles.

Agentes de inteligencia de Estados Unidos y del entonces presidente mexicano Enrique Peña Nieto, también identificaron a Omar Treviño Morales, alias el Z42 de Los Zetas como integrante de la junta.

Las investigaciones apuntan que en esta ‘cumbre’ buscaron reorganizar el mapa del narcotráfico en México, para frenar las labores militares impulsadas por el Gobierno en su lucha contra los criminales y deshacerse del Cártel de Sinaloa, controlado por Joaquín el Chapo Guzmán.

Entre 2007 y 2008, los cárteles de la familia Beltrán y los Zetas, entablaron conversaciones, ya que esta última empezó a segregarse a medida que las pugnas internas alejaban a sus líderes.

Por su parte, el sangriento Cártel Jalisco Nueva Generación ascendió rápidamente por sus contactos con los mercados de Asia y Europa, según la DEA.

Cabe resaltar que el Mencho, líder del CJNG, se encuentra prófugo y las autoridades de Estados Unidos ofrecen una millonaria recompensa por su paradero.

El Cártel de Sinaloa no participó de la ‘'narcocumbre’', ya que era catalogada como el enemigo público del resto de sicarios y pese a ello, hasta la fecha es la más dominante en el país.