México.- Australia –una nación reconocida por sus animales espeluznantes– ha consolidado una vez más su reputación con unas imágenes de una araña comiéndose a una zarigüeya que se hicieron virales.

Las fotos, publicadas por Justine Latton el sábado, muestran a una araña cazadora aferrada a una pequeña zarigüeya pigmea. El esposo de Latton, Adam, tomó las fotos mientras se encontraba en una cabaña de esquí en el Parque Nacional Mount Field en Tasmania.

"Es una de las arañas cangrejo más grandes que ha visto", le dijo Latton al Insider. El arácnido era del tamaño de "la palma de un adulto", dijo.

Araña devora zarigüeya 1

Las arañas cangrejo gigantes se llaman así porque atrapan a sus presas en lugar de usar sus telarañas. A diferencia de otros arácnidos que usan sus hilos, estas arañas simplemente se extienden, agarran a sus presas con sus patas largas y las envenenan hasta que mueren.

Si bien esta araña en particular es australiana, pueden encontrarse arañas cangrejo en todos los continentes, excepto en la Antártida. Tampoco son los únicos arácnidos gigantes que se alimentan de mamíferos: hace unos meses, los científicos publicaron imágenes de una tarántula arrastrando una zarigüeya en la Amazonía peruana.

Las arañas cangrejo pueden ser agresivas y pueden atacar también a los humanos. Afortunadamente, su veneno no es lo suficientemente fuerte como para requerir hospitalización en la mayoría de los casos, pero sí dejan picaduras dolorosas.

El punto es que no te metas con las arañas gigantes, especialmente si eres una zarigüeya.