México.-Sobre aviso no hay engaño, nos mencionan, y así lo dejó claro el alcalde de Jiménez, Chihuahua, Marcos Chávez Torres (Nueva Alianza), en lo referente a las sanciones que se vendrían para aquellos que sean descubiertos tirando basura en las orillas del río Florido.

Don Marcos, nos recuerdan, hizo una advertencia verbal hace unas semanas sobre la posibilidad de sancionar con “una chinga” a quienes cometieran este delito, lo cual fue tomado con diversión e incredulidad hasta que en las inmediaciones del cuerpo de agua se comenzaron a colocar los letreros que afirman dicha advertencia.

En este contexto, nos señalan que la acción del edil fue calificada como una medida desesperada ante el actuar de algunos ciudadanos, quienes por más que se les insiste no mantienen limpia el área, aun con la amenaza de sanciones de cárcel o multa económica.

Por cierto, nos dicen que la iniciativa seguramente tendrá eco en Nuevo León con El Bronco, quien propuso “mochar manos” si llegaba a la Presidencia.