México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la Secretaría de la Función Pública (SFP) investiga el presunto conflicto de interés del superdelegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí.

De acuerdo con una investigación, familiares de Lomelí forman parte de una red de empresas farmacéuticas que ha obtenido contratos por más de 164 millones de pesos.

“No hay influyentismo, nepotismo, amigismo, ninguna de esas lacras de la política”.

“La SFP está haciendo esa investigación para proceder si hay una responsabilidad”, dijo el presidente en su conferencia de prensa matutina.

El titular del Ejecutivo expresó que a diferencia de los “conservadores”, su gobierno actuará con responsabilidad y no habrá impunidad.

“No hay impunidad, no es como en el tiempo de los gobiernos anteriores, antes había corrupción e impunidad”.

Aseguró en materia de corrupción si no le importa su familia, menos un integrante de Morena.