México.- Carlos Romero Deschamps es uno de los dos líderes sindicales que emergieron durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

Romero Deschamps relevó a Joaquín Hernández Galicia, conocido como "La Quina", quien fue detenido hace 30 años, al inicio del gobierno de Salinas de Gortari tras cinco sexenios al frente del  Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

Pero "La Quina" no fue el único líder sindical "destronado" durante el gobierno de Salinas. Carlos Jonguitud, entonces líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), también fue reemplazado por Elba Esther Gordillo.

A ese hecho se le conoció como "el quinazo" y se le llama así cuando un líder sindical cae de la gracia de un gobierno, como sucedió con Elba Esther Gordillo durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Desde aquel entonces, Romero Deschamps se mantuvo en la cima del Sindicato de Pemex, a pesar de que lleva años exhibiendo una fortuna desmedida, la cual ha provocado oposición en el gremio petrolero.

Además de ser el líder del sindicato petrolero, Romero Deschamps ha sido diputado y senador por el Partido de la Revolución Institucional (PRI), con el que creció política y económicamente, desde 1961.

Al igual que "La Quina", Romero Deschamps también es originario de Tamaulipas, un estado que desde el sexenio de Felipe de Calderón se encuentra sumido en la violencia generada por el narcotráfico.

José Carlos Romero Durán y Paulina Romero Durán, son dos de sus hijos que han dado de qué hablar. En el 2012, la prensa nacional exhibió la riqueza que Paulina presumía sobre su vida: viajes en jets privados en todo el mundo, bolsos de miles de dólares, y lujos que hasta sus perros tenían, mientras que José Carlos fue captado en Mónaco a bordo de un Ferrari dorado, de miles de dólares, lo que provocó críticas en la oposición y de los ciudadanos.