#Suave Patria

Carlos Slim propone que jubilación sea hasta los 75 años

Un video compartido en Facebook muestra a Carlos Slim diciendo que “los 60 años es la mejor edad para trabajar”.

Por Redacción, 2018-09-22 10:42

México.- Un video compartido en Facebook muestra a Carlos Slim diciendo que “los 60 años es la mejor edad para trabajar” y, aunque la imagen es de baja calidad, es real; fue una ponencia del multimillonario en 2017 durante la Cumbre de Negocios en México.

“Carlos Slim sugiere elevar la edad de jubilación a 75 años”, se titula una publicación en Facebook con más de 22 mil reacciones y 18 mil comentarios, muchos de ellos descalificando la posición del magnate mexicano, séptima fortuna mundial con más de 60 mil millones de dólares, según Forbes.

Tal y como se puede constatar en el video original de 2017, el empresario se pronunció a favor de elevar la edad mínima de jubilación de 65 a 75 años en México.

Actualmente, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), cuando un trabajador mexicano se quiere jubilar por “edad avanzada” tiene que haber cumplido 65 años. Sin embargo, si decide hacerlo por la cantidad de años trabajados (para adquirir como pensión el 100% del sueldo al momento del trámite, la persona tiene que haber trabajado por lo menos 30 años) puede jubilarse, aunque no tenga 60 años.

La ponencia que Carlos Slim dio el año pasado también incluía ampliar la jornada laboral de ocho a 11 horas y disminuir la cantidad de días trabajados por semana de cinco a tres.

Dentro de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México es donde se trabaja más horas al año desde 2010.

Captura de pantalla del 19 de septiembre de la página de la OCDE donde se realizó un filtro de mayor menor cantidad de horas que se trabajan en cada país de manera anual, tomando como referencia el año 2010.

Captura de pantalla del 19 de septiembre de la página de la OCDE donde se realizó un filtro de mayor menor cantidad de horas que se trabajan en cada país de manera anual, tomando como referencia el año 2017.

Pero no es la primera vez que Carlos Slim formula sus propuestas. Cuatro años atrás, en 2014, señaló en un foro económico realizado el 17 y 18 de julio en Asunción, Paraguay, que se aproximaba “un cambio radical en la forma de trabajo”.

«Esto quiere decir que las personas ya no se van a jubilar a los 50 o 60 años como establecen los contratos colectivos. En el futuro, las personas van a tener que trabajar más años, hasta los 70 o 75, pero solamente tres días a la semana, quizás 11 horas por día», explicó en ese foro, donde se dieron cita en esa oportunidad ex jefes de gobierno como el español Felipe González, el brasileño Fernando Henrique Cardoso y el uruguayo Julio María Sanguinetti.

De acuerdo con la teoría del empresario mexicano de 78 años, la edad de la jubilación debería subir a 75 u 80 años «para aliviar la carga de jubilados» ya que «la expectativa de vida ahora es mucho mayor a la que se tenía en el pasado. Ya no es sostenible una jubilación tan temprana», destacó en 2014, de acuerdo con un reporte de la AFP.

La propuesta de Slim causó furor en las redes sociales de México, el país de la OCDE donde más horas se trabaja al año; sin embargo, su plan laboral es una propuesta real y lo ha presentado reiteradas veces, como él mismo mencionó, “para su aplicación en países emergentes”.

#Suave Patria

AMLO mantiene guerra con CNDH: «callaron por tragedia de ABC»

Esto respondió el presidente ante la posibilidad de que denuncien al gobierno federal por quitarle el apoyo a las estancias infantiles.

Por Redacción, 2019-08-23 11:26

México. Notimex.- Es lamentable la actuación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos CNDH, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al dejar en claro que respeta las determinaciones del organismo, pero no aceptará su recomendación sobre el tema de las estancias infantiles.

“Ahora resulta que quieren acusarnos en instancias internacionales, que lo hagan, tengo la conciencia tranquila, no soy cómplice de corruptos, no voy a ser corresponsable de un hecho que no deseamos nadie, si ellos son irresponsables nosotros no”, dijo tras señalar que la CNDH se quedó callada en el caso de la Guardería ABC.

En conferencia de prensa, ahora desde esta entidad del sureste mexicano, el mandatario federal refrendó que no aceptará la recomendación del organismo autónomo sobre la desaparición de Estancias Infantiles, ya que había corrupción en ese programa.

“¿Cómo voy a avalar eso? Les debería dar vergüenza”, expresó López Obrador y afirmó que además se trata de una demanda de “un partido conservador”, del que no dio nombre, y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos “ayudándolo”.

La víspera, la CNDH dijo que valorará, en el marco de los compromisos internacionales asumido por el Estado mexicano, hacer del conocimiento de las relatorías e instancias de los sistemas universal y regional de derechos humanos la cancelación del programa de estancias infantiles.

Además, el organismo defensor de derechos lamentó que en el Congreso de la Unión se haya frenado la comparecencia de los secretarios de Hacienda y de Bienestar para que explicaran la negativa para atender la recomendación sobre cancelación de dicho programa.

#Suave Patria

Lacras de la política conspiran contra el cambio en Morena | Opinión

Los vicios de la derecha y sus fuerzas buscan evitar que la Cuarta Transformación tenga futuro.

Por Hugo Nolasco, 2019-08-23 11:06

ME LO CONTARON AYER

______________________________________________________________________________________________________________________

México.– Para nadie es un secreto que la inclusión de Ricardo Monreal Ávila y su pandilla en Morena fue un mal necesario que se tuvo que asimilar para ganar la Presidencia de la República el 2 de julio de 2018. Monreal forzó un acuerdo con López Obrador en 2017 cuando amenazó con aliarse al PRI para afectar la candidatura del tabasqueño porque su aspiración a gobernador de la Ciudad de México fue desechada al optarse por Claudia Sheinbaum Pardo, por encima, incluso, de Martí Batres que se disciplinó.

En esa ocasión Monreal le dobló las manos a Obrador y a cambio del berrinche y el chantaje, el expriista, experredista y ahora morenista, fue elevado a senador y a coordinador de la bancada, también se le concedieron espacios en varias secretarías de Estado donde colocó algunos de sus allegados, incluso, aunque no fueran del partido como el caso del exaspirante a alcalde de Acapulco, y fiel lacayo de Luis Walton, Ricardo Mejía, de Movimiento Ciudadano, que ostenta el cargo de subsecretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, dependencia de la que es titular Alfonso Durazo.

Monreal es puro colmillo en las trapacerías políticas. Forma parte de esas viejas “lacras de la política” que continuamente menciona López Obrador en sus discursos. Desde la campaña por el gobierno de la Ciudad de México mantiene un enfrentamiento constante con Martí Batres, gente de confianza del presidente, pues lo ve como el relevo natural de Sheinbaum, cargo al que también aspira el político zacatecano.

La maniobra sucia de Moreal para evitar que Martí asumiera la presidencia del Senado, proponiendo en su lugar a la senadora de su grupo, Mónica Fernández Balboa, fue sólo otro momento más de esa larga línea de confrontación política que tendrá su desenlace en el cambio de la dirigencia nacional de Morena, las elecciones intermedias de 2021 y posteriormente el relevo de 2024.

Morena líderes políticos.
Morena, líderes políticos.

Para un inescrupuloso como Ricardo Monreal, la estrategia básica supone cerrar el paso a sus adversarios, a los que considera peligros para su ambición personal. De allí deviene la acción contra Martí Batres quien aparte encabezar uno de los grupos fuertes en Morena que impulsan a la obradorista Bertha Luján, puede decirse que es el grupo de la moral republicana; el otro segmento es el que incipientemente se aglutina alrededor de la figura del canciller Marcelo Ebrard, cuyo alfil para la renovación del partido es el diputado federal Mario Delgado. Monreal por su parte, intenta proyectar a su lacayo, Alejandro Rojas Díaz-Durán.

Lo que hay atrás de la renovación de Morena que debe ocurrir el 20 de noviembre de este año, puede resumirse en dos cosas: purificación completa que significa erradicar la corrupción y las lacras que se han incrustado en ese partido, o la transformación de lo que ha sido un movimiento no solo de militantes, sino de ciudadanos, en otro PRD, con sus mismos vicios como propone Monreal, y que lo deja muy claro dadas sus estrategias sin escrúpulos para asegurarse el poder.

Bertha Luján con AMLO.
Bertha Luján con AMLO.

Con toda razón, Bertha Elena Luján Uranga ha dicho que “se busca que Morena se mantenga como un partido en movimiento, que sea capaz de constituirse en un dique que frene a las fuerzas de derecha que buscan truncar el camino de la democracia y la justicia en el país, así como impedir que la Cuarta Transformación tenga futuro”. Se busca, dijo, que “Morena como partido y movimiento pueda garantizar la continuidad y el espíritu de la Cuarta Transformación, incluso después de que Andrés Manuel López Obrador deje de ser presidente”. https://bajopalabra.com.mx/bertha-lujan-morena-busca-garantizar-espiritu-y-continuidad-de-la-4t/amp

La posición de Bertha Luján no deja dudas, pues representa los mismos postulados de López Obrador: erradicación de las lacras de la política, combate a la corrupción, y  continuidad de la Cuarta Transformación, un partido con moral política que no se aleje de los principios que le dieron origen.

Lo que está enfrente pues, son dos visiones de partido que se quiere para Morena. Uno es la continuidad de las mismas lacras políticas que provienen del PRD y que quieren hacer de Morena un partido fracasado y corrupto como lo fue el sol azteca, cuyo paladín político es Ricardo Monreal con todas sus trapacerías, y la otra visión es la que apuesta por la erradicación  de la corrupción y garantizar la continuidad del espíritu de la Cuarta Transformación, cuyas cabezas son Martí Batres y Bertha Luján.

Monral ayuditas
Monral ayuditas costeñas.

La definición de lo que será Morena en el futuro se está definiendo en cada uno de los movimientos que están haciendo los cabezas de los grupos. Con Monreal se han amontonado las lacras corruptas que se pasaron a Morena en 2017; esos que supuestamente ganaron sus cargos de elección popular con encuestas donde a veces, como dice Bertha Luján, “la gente que gana una encuesta no es exactamente ni la más honesta, ni las más idónea como para encabezar el cambio como lo quiere Morena”.

Con Monreal están exdiputados del PRD, de Movimiento Ciudadano, del PRI, síndicos y regidores que saquearon presupuestos estatales o municipales, funcionarios habituados el dispendio, el abuso de poder, y el nepotismo. Allí se aglutina una especie de clase política que aún no tiene claro los cambios que impulsa López Obrador, que creen que el combate a la corrupción, al abuso y las viejas mañas es sólo retórica pejista, suponen que el viejito se va a cansar y todo volverá a ser como antes. Esa visión es la que los reúne, los convoca, los motiva, quieren cambios pero quieren seguir viviendo dos o tres periodos más de la política sin haber dado ningún resultado en los cargos que ya ostentan, solo por el simple acuerdo político o por apoyar a tal o cual líder quieren pasar de regidor a diputado, de diputado local a federal y luego a senador, como ocurría antes con el PRD y que llevó a ese partido al fracaso.

Mario Delgadodiputado federal.
Mario Delgado, diputado federal.

Frente a un panorama tan claro, donde las acciones son las que definen los liderazgos y las propuestas, no hay mucho margen para duda. Si lo que se quiere es fortalecer la cuarta transformación y garantizar que continúen los cambios, incluso más allá de López Obrador, se debe comenzar por garantizar un partido distinto, sin lacras políticas, sin los vicios que llevaron al desastre y al fracaso otras iniciativas de cambio, porque la derecha también tiene sus alfiles y sus intereses en Morena.

#Suave Patria

Calderón le responde a AMLO: «a ti te queda grande la Presidencia»

“Hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno, el cual comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos», afirmó el expanista.

Por Redacción, 2019-08-23 10:32

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador comparó a Felipe Calderón con el comandante ‘Borolas’, al recordar que la vestimenta militar que usó en 2007, en un acto en Apatzingán, Michoacán, le quedaba grande.

Durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador acusó a Calderón de «tirar un garrotazo a lo tonto al avispero», en referencia a su lucha contra el narco.

«En vez de atender las causas quiso, de manera espectacular, resolver el problema sólo con el uso de la fuerza. Esto no se dice, que cuando declaró la guerra va a Michoacán, a Apatzingán, y va vestido de militar; se pone un chaleco que hasta le quedaba grande, parecía el comandante Borolas», dijo López Obrador.

Tras las declaraciones del Presidente, Calderón usó su cuenta de Twitter para responder a López Obrador; aseguró que no le grande el saco, pero a otros el cargo sí.

“Hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno, el cual comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos. Hoy se les deja crecer porque no distinguen alacranes de abejas. A mí no me queda el saco, a otros el cargo les queda grande”, señaló el conservador.

El ex presidente aseguró que hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de su gobierno.