#Trendy

Carrocerías de autos, un actividad artesanal más allá del lujo

Lo relativo a los altos hornos y los coques de las carrocerías es básicamente igual en todos los casos.

Por Redacción, 2019-04-06 12:33

México.- ¿Alguna vez te has preguntado cómo se fabrican las carrocerías de los autos? Se trata de un elaborado proceso en el cual se involucran recursos humanos y materiales altamente especializados. Aunque la metodología empleada a lo largo de la cadena de producción en la industria automotriz varía un poco de un modelo, una marca o un país a otro, lo relativo a los altos hornos y los coques de las carrocerías es básicamente igual en todos los casos.

«Los coques no sólo se usan en la fundición de aluminio, además podemos encontrarlos en la de hierro gris y aceros. En la rama automotriz, se utilizan para la fundición del acero y la fabricación del monoblock del motor, así como en aceros especiales usados en los rotores y tambores de los frenos», explica Rubén Rodríguez Serrano, director general de Cokes Industriales, empresa mexicana distinguida por sus productos de importación y gran calidad que funcionan a la perfección en la rama automotriz.

Podemos clasificar en seis las fases en las cuales se dividen los procesos de la industria automotriz: lo primero es la planificación estratégica, seguida por diseño y predesarrollo, luego es necesario determinar proveedores, viene después lo relacionado a cómo construir el modelo, planificar la producción es lo previo al montaje de la misma; luego viene el proceso de producción propiamente dicho.

Durante el proceso de producción se fabrican e instalan las carrocerías de los autos, pasando desde los altos hornos y coques hasta llegar al ensamblaje propio de la producción en serie. Cabe aquí mencionar que no obstante a lo largo de la última década del siglo XX se dio un significativo aumento en el uso de aceros en la construcción de los autos, la tendencia ahora es incorporar otros materiales, particularmente plásticos y aluminio.

El aluminio se perfila como material ideal en la industria automotriz gracias a que es un elemento ligero, fuerte y fácil de moldear. Además, su naturaleza contribuye a: ahorrar gasolina (por requerir el auto menor fuerza o potencia al moverse), reducir ruido y vibraciones, reciclar parte de los vehículos, absorber energía cinética y así evitar que esta afecte a los pasajeros en caso de accidentes; por otro lado, no se oxida, brindando de esta forma una vida más larga a las carrocerías.

Tomando en cuenta lo anterior, una vez aprobado el diseño, construir las carrocerías de los autos comienza con la fundición, en los altos hornos; generalmente esto se deja a un proveedor del fabricante automotriz. En las plantas fundidoras de aluminio se emplea el proceso conocido como Hall-Héroult, inventado en 1886:

1. el óxido de aluminio (alúmina) se vierte en un crisol (contenedor de hierro revestido de carbón o grafito), donde es disuelto a través de un baño electrolítico de criolita fundida (fluoruro alumínico sódico);

2. a continuación, se hace pasar por el electrolito una corriente eléctrica (de bajo voltaje, mas por lo general de 150 mil amperes);

3. por último, se hace fluir la corriente eléctrica entre el ánodo (+) de carbono, elaborado con coque de petróleo y brea, y un cátodo (-) constituido por recubrimiento de carbón grueso o grafito del crisol.

Una vez fabricado el aluminio, es momento de pasar a las prensas, donde se crean las pletinas (placas planas y hojas de aluminio) para las carrocerías. El insumo enviado a las plantas automotrices consiste en rollos de aluminio, que serán cortados en planchas y prensados en moldes a fin de darles las formas necesarias para cada modelo. Luego vienen ensamblaje, pintura y montaje en la elaboración de los autos. Así es como se fabrican las carrocerías, de los altos hornos y los coques, a la producción en serie.

#Ciencia y tecnología

Hielo marino ártico alcanzó en 2019 segundo nivel más bajo en 40 años

De acuerdo con los datos proporcionados por Haas y Spreen, el valor más bajo de hielo observado hasta el pasado 3 de septiembre fue de 3.82 millones de kilómetros cuadrados.

Por Redacción, 2019-09-15 15:15

México,(Notimex).– Al acercarse el final de la temporada de derretimiento, este septiembre, investigadores alemanes encontraron que sólo una extensión aproximada de 3.9 millones de kilómetros cuadrados en el océano Ártico está cubierta por hielo, lo que podría ser el segundo mínimo anual registrado.

Desde que comenzaron las mediciones satelitales en 1979, esta es la segunda vez que el mínimo anual de la cobertura de hielo ha caído por debajo de los 4 millones de kilómetros cuadrados, precisaron investigadores del Instituto Alfred Wegener y de la Universidad de Bremen.

Los datos satelitales muestran que entre marzo y abril pasados hubo “una disminución inusualmente grande en la extensión del hielo marino, de la cual el hielo del Ártico no pudo recuperarse”, explicaron el geofísico Christian Haas, jefe de Hielo Marino en el Instituto Alfred Wegener, y el doctor Gunnar Spreen, del Instituto de Física Ambiental, en Bremen.

Por esa razón se preveía que a mediados de agosto el derretimiento alcanzaría un récord notable. Sin embargo, desde la segunda mitad de ese mes la reducción estacional se desaceleró, superpuesta por las fluctuaciones a corto plazo, indicaron los investigadores en una declaración publicada por el instituto alemán.

De acuerdo con los datos proporcionados por Haas y Spreen, el valor más bajo de hielo observado hasta el pasado 3 de septiembre fue de 3.82 millones de kilómetros cuadrados, lo que sugiere que este año el promedio del mes podría ser inferior a 4 millones de kilómetros cuadrados.

Los investigadores advirtieron sin embargo que en las próximas semanas, el hielo retrocedería aún más, a pesar de que a principios de otoño las temperaturas del aire en el Ártico han caído por debajo del punto de congelación, ya que el calor almacenado en el agua podría continuar derritiendo la parte inferior del hielo.

Reconocieron sin embargo la posibilidad de que si las temperaturas descienden aún mucho más en los próximos días, la capa de hielo podría aumentar nuevamente.

Adelantaron que en octubre próximo analizarán los datos de todo septiembre para poder hacer una evaluación final del mínimo de hielo marino en este 2019, pero consideraron poco probable que se registre un nuevo récord absoluto, debajo de los 3.4 millones de kilómetros cuadrados cubiertos de hielo en 2012.

#Trendy

Roban inodoro de oro valuado en 1.2 mdd de palacio británico

El artefacto, valuado en 1 millón de libras (1.2 millones de dólares), es obra del artista italiano Maurizio Cattelan.

Por Redacción, 2019-09-15 15:08

México.-Un singular inodoro de oro puro que formaba parte de una exposición de arte fue robado este sábado del magnífico palacio inglés donde nació Winston Churchill, el primer ministro británico durante la última guerra mundial.

El artefacto, valuado en 1 millón de libras (1.2 millones de dólares), es obra del artista italiano Maurizio Cattelan. Lo habían instalado dos días antes en el Palacio de Blenheim, al oeste de Londres, después de pasar un tiempo en exhibición en el Museo Guggenheim de Nueva York.

La policía dijo que lo sustrajeron ladrones que se desplazaban en al menos dos vehículos. Debido a que estaba conectado a la fontanería del palacio, su sustracción provocó “daños considerables e inundación” en un inmueble declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO y lleno de valiosas obras de arte y muebles.

Un hombre de 66 años fue arrestado, pero no fue acusado formalmente ni identificado.

El inspector Richard Nicholls, de la policía del Valle del Támesis, dijo que los ladrones salieron del lugar alrededor de las 4:50 hora local sin llevarse otros objetos. La policía estudiaba los videos tomados por las cámaras de circuito cerrado.

Antes del robo, los asistentes a la exposición de Cattelan podían reservar el uso del inodoro durante tres minutos.

El artista pretendía que el inodoro de oro fuera una sátira sobre la riqueza excesiva.

Comas lo que comas, un almuerzo de 200 dólares o una salchicha de 2 dólares, apara el inodoro el resultado es el mismo”, dijo en una ocasión.

#Ciencia y tecnología

Deterioro de la capa de ozono, un problema latente, alerta UNAM

El CO2, uno de los principales causantes del cambio climático, no se ha encontrado una solución porque se siguen quemando combustibles fósiles de manera descontrolada.

Por Redacción, 2019-09-15 15:03

México.-El deterioro de la capa de ozono es aún un problema sin resolver, por lo que es necesario mantener la vigilancia y continuar con las acciones para su preservación, afirmó Michel Grutter de la Mora, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El universitario recordó que en 1985 científicos descubrieron que la capa de ozono tenía un agujero sobre la Antártida y emitieron una alerta mundial.

Dos años después se firmó el Protocolo de Montreal para reducir la producción y consumo de sustancias causantes de ese daño, como los clorofluorocarbonos (CFC), presentes en una amplia gama de aplicaciones industriales, aerosoles y frigoríficos.

La identificación científica del problema y el compromiso global para reparar el ozono estratosférico han demostrado que la sociedad puede actuar responsablemente, pero “no debemos relajarnos”, remarcó.

Tras reiterar la necesidad de mantener la vigilancia de los sistemas de medición atmosférica para conocer la concentración de CFC, Grutter de la Mora señaló que en la actualidad estos gases han disminuido de manera significativa, pero se sustituyeron por los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), que aunque no deterioran el ozono, sí contribuyen al efecto invernadero y al cambio climático.

Hace unos años nos percatamos que los HCFC tienen un potencial de calentamiento global considerable, entonces supimos que el problema de la capa de ozono y el cambio climático están vinculados por ser de naturaleza atmosférica”, advirtió.

Reconoció que en cuanto al dióxido de carbono (CO2), uno de los principales causantes del cambio climático, no se ha encontrado una solución porque se siguen quemando combustibles fósiles de manera descontrolada.

Finalmente, el académico universitario insistió en la necesidad de “no bajar la guardia con la recuperación de la capa de ozono ni considerar que el problema está solucionado, pues han surgido otras situaciones como el cambio climático que se relacionan y que debemos vigilar”.