Al menos 37 rebeldes y 22 soldados del régimen sirio murieron en las últimas 24 horas en cruentos combates en la provincia de Daraa, en el sur del país, que se desarrollaron después de que los insurgentes recuperaron parte del terreno perdido.

Los enfrentamientos continúan este martes en la zona entre avances de los rebeldes, que recuperaron varias zonas cerca de la localidad de Basr al Harir, reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los Comités de Coordinación Local, otro grupo activista que rastrea la guerra civil siria, precisaron que los combates en Daraa, cerca de la frontera con Jordania, dejaron al menos 27 muertos, en filas de ambos bancos, tan sólo el lunes.

El ejército sirio capturó la víspera varias localidades en la ciudad de Daraa y cortó una importante ruta de abastecimiento a Jordania de los combatientes de la oposición.

Sin embargo, los insurgentes capturaron como prisioneros a varios soldados y milicianos progubernamentales y destruyeron cinco tanques y camiones de transporte blindados.

La principal agrupación opositora que actúa en las provincias meridionales de Siria, el Frente Sureño, arrebató a principios de este mes al régimen sirio el control del paso fronterizo de Nasib, entre Daraa y la vecina Jordania.

El Frente Sureño rechazó hace seis días cualquier tipo de cooperación con el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria. Notimex.